Archive for the 'verbos' Category

¿Destituir, deponer, despedir o cesar?

Hace unos días supimos que Pedro J. Ramírez dejaba de ser el director del periódico El Mundo. En clase pregunté a los alumnos cuál era el verbo adecuado para describir el suceso: ¿’destituir’, ‘deponer’, ‘despedir’ o ‘cesar’? Como fue obligado a dejar el cargo, las palabras adecuadas eran ‘destituir’, ‘deponer’, ‘despedir’.

La Fundéu opina…

Los verbos destituir, deponer o despedir son preferibles al verbo cesar para indicar que alguien ha sido obligado a dejar su cargo o actividad.

Una persona cesa en su empleo o cargo cuando simplemente deja de desempeñarlo («Javier Solana cesó en las funciones que desempeñaba en Bruselas»); sin embargo, en muchos textos periodísticos se está extendiendo el uso transitivo de este verbo, en ejemplos como «El consejo de administración de El Mundo ha cesado a Pedro J. Ramírez de sus funciones de director», «Cesado un directivo de la Marca España» o «Fue cesado del cargo de seleccionador».

De acuerdo con el Diccionario panhispánico de dudas, el verbo cesar es intransitivo en todas sus acepciones: es el trabajador quien cesa, bien porque lo despiden, bien porque él decide poner fin a la relación laboral, por lo que para señalar que a alguien se le ha obligado a dejar su cargo lo adecuado es utilizar el verbo destituir, o, dependiendo del contexto concreto, otros alternativos como relevar, deponer o despedir.

La última Gramática académica, aunque no censura el uso de cesar con el significado de ‘hacer que alguien cese’, indica que el verbo preferible y apropiado es destituir: «El consejo de administración de El Mundo ha destituido a Pedro J. Ramírez de sus funciones de director» (o «Pedro J. Ramírez cesa como director de El Mundo), «Destituido un directivo de la Marca España» o «Fue destituido del cargo de seleccionador».

¿Cambiar o descambiar?

Nos recuerda el vigilante del faro que el uso del verbo descambiar es correcto con el significado de “devolver una compra”.

Dice:

El uso del verbo descambiar con el sentido de ‘devolver una compra’ es válido, según indica el Diccionario panhispánico de dudas.

Pasadas las fiestas navideñas y con la llegada de las rebajas, muchas personas acuden a los comercios a devolver productos que compraron o les regalaron. Para referirse a esto se emplea a menudo el verbo descambiar, rechazado por quienes opinan que en este caso habría que emplear únicamente el verbocambiar.

Sin embargo, este empleo de descambiar está aceptado por la Asociación de las Academias de la lenguaque indican que es un uso muy frecuente en la lengua coloquial en España y que equivale a ‘devolver una compra’.

Así, ejemplos como, «Lo único que no se puede descambiar son los electrodomésticos» o «… ya sea para descambiar los regalos de Papá Noel o Reyes…» pueden considerarse adecuados.

Cómo se conjuga “verter”

El verbo verter es irregular y se conjuga como entender. Este es el recurso más sencillo para emplearlo bien.
La Fundéu nos aporta detalles:

En ocasiones se encuentra en la prensa un uso incorrecto de algunas formas del verbo verter: «… la compañía virtió sobre el reactor número 1 de Fukushima Daiichi agua de mar y ácido bórico» o
«Las lágrimas que hoy vertimos por Chávez se convierten en nuevos sueños y nuevas armas».

Verter es un verbo irregular y se conjuga como el verbo entender, por lo que no son apropiadas formas como virtió, virtieron, virtiendo o vertimos, vertiremos, vertiríamos. Estas formas provienen de un infinitivo de la tercera conjugación, vertir, que en la lengua culta no se considera correcto, como explica el Diccionario panhispánico de dudas, y que seguiría el modelo de divertir; las correspondientes formas adecuadas son vertió, vertieron, vertiendo, vertemos, verteremos y verteríamos.

Por tanto, en los ejemplos anteriores debería haberse escrito «… la compañía vertió sobre el reactor número 1 de Fukushima Daiichi agua de mar y ácido bórico» o
«Las lágrimas que hoy vertemos por Chávez se convierten en nuevos sueños y nuevas armas».

20130811-190328.jpg

el verbo propugnar…

Al verbo propugnar (‘defender, amparar, apoyar’) no le sigue la preposición por, es decir, se propugna algo que se defiende y no se propugna por algo.
(Vía Fundéu)

¿Diverger o divergir?

La Fundéu nos aclara la duda:

Divergir, no diverger, es la forma apropiada del verbo cuyo significado es ‘discrepar’ (…)

Sin embargo, es común que en algunas informaciones se use diverger cuando se quiere decir divergir, probablemente por analogía con converger:

«Las labores del técnico y el político deben converger y no diverger»,

«Sin perjucio de diverger debemos sentarnos a conversar y construir acuerdos».

En todos estos casos lo adecuado habría sido emplear divergir.

Se recuerda, por último, que este verbo suele ir acompañado de un complemento precedido por la preposición de,y no por con: divergir de alguien, no divergir con alguien.

¿Te congratulas por algo?

Una explicación precisa de la Fundéu sobre las preposiciones que siguen al verbo congratular:

El verbo pronominal congratularse se construye con las preposiciones por o de, y no con, cuando se refiere a alegrarse por algo.

Sin embargo, en ocasiones, se puede apreciar este uso en los medios de comunicación:

«Obama felicitó a Humala y se congratuló con el “compromiso con la democracia” del pueblo peruano» o

«La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) se congratuló con la decisión de las autoridades de prohibir la venta de juguetes magnéticos».

Según aclara el Diccionario panhispánico de dudas, el verbo congratular, como transitivo, significa ‘felicitar’ («El director congratuló a los participantes») y, como intransitivo pronominal, quiere decir ‘alegrarse’ o ‘felicitarse’ y se construye con la preposición por o de, como en «Alves se ha congratulado de la vuelta del central azulgrana».

El error se produce por la confusión con el verbo congraciarse (‘conseguir la benevolencia o el afecto de alguien’), que sí se construye con la preposición con: «Tratan de congraciarse con sus socios europeos y con los mercados».

Por tanto, en los ejemplos citados, lo apropiado hubiera sido decir:

«Obama felicitó a Humala y se congratuló por el “compromiso con la democracia” del pueblo peruano» o

«La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) se congratuló de la decisión de las autoridades de prohibir la venta de juguetes magnéticos».

Sí es correcta la construcción congratularse con alguien, cuando se refiere a compartir la alegría con alguien: «Los directivos quisieron congratularse con ellos por su gran logro».

Instar a

En esta casa, dedicamos un espacio al lenguaje jurídico (basta echar un vistazo a las páginas web recomendadas del blog). Por eso, nos interesa que se empleen bien determinados verbos. El verbo instar tiene una acepción jurídica que no debemos confundir con otra acepción. Dejamos que la Fundéu nos lo aclare…

Instar, con el significado de ‘pedir con insistencia o urgencia a alguien que haga algo’, se construye seguido de la preposición a.

En los medios de comunicación pueden encontrarse frases como «Advirtieron al Gobierno de que su política constituye una “receta inadecuada” y lo instaron que alargara el plazo para reducir el déficit» o «Según el colectivo, se les instó para que elaborasen un documento “con las obras y actuaciones prioritarias”».

Lo apropiado en estos ejemplos hubiera sido: «Advirtieron al Gobierno de que su política constituye una “receta inadecuada” y lo instaron a que alargara el plazo para reducir el déficit» y «Según el colectivo, se los instó a que elaborasen un documento “con las obras y actuaciones prioritarias”».

Conviene no confundir este uso de instar con el propio del ámbito jurídico, en el sentido de ‘promover o hacer que dé comienzo un expediente o procedimiento’: «El Grupo Municipal Popular llevó al Pleno del Ayuntamiento una iniciativa para que se instara la apertura de un expediente sancionador».

Queísmo

Dos fenómenos lingüísticos erróneos cuyo frecuencia aumenta son el queísmo y el dequeísmo.

Hoy solo trataremos del queísmo.

Ese fenómeno sucede cuando usamos, por ejemplo, el verbo confiar, cuando significa ‘tener confianza en alguien o algo’ sin la preposición en. Y el verbo tener en ‘tener la esperanza firme de que algo suceda’, sin la preposición de.

La fundéu nos recuerda que son, por lo tanto, construcciones impropias las siguientes, aparecidas en varios medios de comunicación:
«UGT confía que la reunión con el ministro sirva “para encontrar una solución”», «EE. UU. confía que los nexos de Ecuador con Irán no dañen la relación», «José Soto confía que Alianza Lima derrotará a Melgar en Matute».

En los tres ejemplos lo adecuado habría sido decir confía en que.

Para más información, consulta el siguiente artículo.

¿Infestar o infectar?

Infestar es ‘invadir [algo o a alguien] en forma de plaga’ y suele ir seguido de la preposición de («la zona está infestada de mosquitos»),

mientras que infectar hace referencia a una invasión de microorganismos patógenos, como virus o bacterias, y significa ‘invadir [una herida o un organismo] causando una infección’ según indica el Diccionario panhispánico de dudas.

También infestar tiene otros significados: ‘destrucción de un lugar por actos de bandidaje («Los delincuentes infestaban el barrio»); ‘abundancia invasiva en un lugar de plantas y animales perjudiciales’ («Las cucarachas infestaban la casa abandonada») y ‘exceso de personas o cosas’ («Los aficionados infestaban las calles próximas al estadio»).

(Vía Fundéu)

Liberar y liberalizar

No es lo mismo liberar que liberalizar.

Según la Fundéu (¿o la Foundée?):

Liberar significa ‘eximir a alguien de una obligación’ y ‘hacer que algo o alguien quede libre’, mientras que liberalizar es ‘hacer libre o más libre una cosa, especialmente en la economía y el comercio’, por lo que no es adecuarlo emplear estos verbos como sinónimos.
Liberalizar, en el sentido de ‘dar más libertad en política o economía’, suele confundirse con liberar, por lo que es frecuente encontrar usos incorrectos de ambos verbos en la prensa, sobre todo en informaciones de carácter económico.

Así, lo apropiado es decir «Venezuela debería comenzar a liberalizar su economía», y no «Venezuela debería comenzar a liberar su economía».


visits

  • 112,141 hits

categorías


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 164 seguidores