Archive for the 'comunicación' Category

«Stick to your strong arguments, because your arguments don’t add up in the minds of the receiver, they average out.» TED talk (10′) 2019

The counterintuitive way to be more persuasive

What’s the best way to make a good point? Organizational psychologist Niro Sivanathan offers a fascinating lesson on the «dilution effect,» a cognitive quirk that weakens our strongest cases — and reveals why brevity is the true soul of persuasion.

(Niro Sivanathan | TEDxLondonBusinessSchool)

TALK

9:19

Going beyond shopping expeditions, going beyond the evaluation of the scholastic aptitude of others, and beyond evaluating risk in our environment, what this body of research tells us is that in the world of communicating for the purposes of influence, quality trumps quantity. By increasing the number of arguments, you do not strengthen your case, but rather you actively weaken it. Put another way, you cannot increase the quality of an argument by simply increasing the quantity of your argument. The next time you want to speak up in a meeting, speak in favor of a government legislation that you’re deeply passionate about, or simply want to help a friend see the world through a different lens, it is important to note that the delivery of your message is every bit as important as its content.

10:23

Stick to your strong arguments, because your arguments don’t add up in the minds of the receiver, they average out.

Sugerencias para hablar mejor en público. Oratoria. Reportaje de @VogueSpain

Sugerencias sobre oratoria para estudiantes y profesionales recogidas en un reportaje de Vogue (31 mayo 2021):

La narrativa o storytelling -ese arte para hablar conectando con nuestro interlocutor- es un elemento diferenciador y una herramienta para que nuestra carrera despegue. Pero en España también es una de nuestras asignaturas pendientes y una de las habilidades menos entrenadas en nuestro país. “Muchas empresas consideran que tienen buenos trabajadores pero que no saben comunicar bien lo que hacen. Es llamativo en aquellas empresas multinacionales con sede en España que se lamentan de cómo hablan en público sus empleados en comparación con los oradores anglosajones, preparados en este tema desde la infancia”, explica Mónica Pérez de las Heras, directora de la Escuela Europea de Oratoria.

Por eso parece fundamental aprender a trabajarla para que se convierta en una herramienta más a la hora de hacer despegar nuestra carrera laboral. Tal y como explica Ricardo Jiménez, experto en comunicación oral y escrita de la Facultad de Humanidades de UIC Barcelona la forma en la que contamos las cosas puede hacer más valioso nuestro mensaje. Wittgenstein decía que los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo. Una verdad iluminadora. Un grado avanzado de posesión del lenguaje nos hace más humanos y permitirá comunicarnos mejor en nuestro trabajo”.

De hecho, el experto también hace referencia a la necesidad de aprender oratoria desde edades tempranas. “Un problema para hablar bien en público es el miedo a equivocarnos, al menos en España. Ese problema se empieza a solucionar si se enseña oratoria desde la educación infantil y en grupos pequeños. Mejoraremos en oratoria si nos damos cuenta de que no nos expresamos bien y si pedimos ayuda. Por tanto, el conocimiento personal es un paso previo. Y más en un mundo en el que vivimos en el que todos corremos y no reflexionamos. Hay que lograr que en nuestro país se cultive la oratoria desde edades tempranas. Algunos colegios promueven el teatro desde primaria: esa es una oportunidad única de que los niños y las niñas aprendan a expresarse en público”, explica el experto de Universitat Internacional de Catalunya.

Aunque es imposible reducir las claves del storytelling en un artículo, he aquí algunas recomendaciones prácticas para empezar a trabajar la oratoria.

GESTIONAR TRES TIPOS DE LENGUAJE

Pérez de las Heras habla de la importancia de comunicar gestionando tres tipos de lenguaje: Verbal (el mensaje), paraverbal (la voz) y no verbal (el cuerpo). “Si no sabemos lo que hace nuestra voz o nuestro cuerpo en nuestro trabajo, podemos dar impresiones erróneas, poner trabas a nuestro propio lenguaje verbal o que se produzcan malentendidos”, apunta.

LA IMPORTANCIA DE LA VOZ

“Para vencer el miedo a hablar, primero hay que identificar la causa de ese miedo. Y para eso, un paso previo es saber cómo hablas. Grabarse la lectura de una noticia en voz alta y oírse después ayudará a saber cómo hablamos”, afirma Jiménez.

NO INTENTAR VENDER UN MENSAJE

Saber contar las cosas bien no significa tratar de vender un mensaje, sino comunicar lo mejor posible. Así lo explica Asunción Gálvez Caja, directora Académica del Master en Comunicación y Marketing Político de UNIR: “Cuando nos ponemos como objetivo vender es que estamos intentando conseguir lo que no tenemos y acabamos siendo artificiales. Se trata de poner nuestros recursos al servicio de nuestro objetivo para mostrarnos como somos de la mejor manera posible. Si nos ponemos como objetivo vendernos, nos limitamos”, incide Gálvez.

HACERLO MUCHAS VECES

“La mayor fuente de seguridad es la repetición en el tiempo. Cuantas más veces hables en público, más soltura adquieres. Si a eso sumas tu experiencia en el puesto, todo funciona mejor”; afirma Asunción Gálvez. Y todo ello sin olvidar las tres claves fundamentales de la oratoria: naturalidad, humildad y hablar con el corazón. “Implica poner pasión en lo que dices, seduciendo a tu público con lo que cuentas”, concluye Pérez de las Heras.

ANALIZAR DISCURSOS

Es un entrenamiento básico para ganar seguridad. “Se trata de ver discursos bien declamados como pueden ser los de Obama. Concentran liderazgo, carisma y competencia comunicativa de una forma estelar. Analizar su estructura y ver cómo llega al final de una forma persuasiva es de gran ayuda”, señala la experta de UNIR.

PERMITIRSE EL ERROR

Entender que el fallo es valioso porque nos permite progresar y no penalizarlo ayuda a trabajar la oratoria. “La humildad os ayuda a asumir que somos seres humanos, y que todos nos equivocamos alguna vez al hablar en público. Si te confundimos en algo, lo decimos”.

Enlace:

https://business.vogue.es/carrera/articulos/storytelling-como-aprender-a-contar-las-cosas-bien/407

«La #retórica en la formación del comunicador» por Manuel Casado-Velarde #comunicación (2013)

Vale la pena leer este artículo del profesor Casado-Velarde. Lo hemos comentado con mis alumnos.

Puedes leerlo aquí.

@AndreaBocelli y la belleza de su concierto 12/04/2020 Duomo Milan Italia

En este blog recogemos y ofrecemos ideas, sugerencias y ejemplos de comunicación oral y escrita. Es un gran cajón de sastre (no desastre), pero todo está ligado.

Hoy incluyo el concierto de Andrea Bocelli del 12 de abril del 2020 porque me parece un ejemplo de comunicación sublime de la belleza, muy relevante en estos días que todos sufrimos la pandemia del coronavirus: belleza, bondad y verdad están íntimamente unidos.

El concierto dura 30′. Aquí lo tenéis.

Track list:

Panis Angelicus (from “Messe Solennelle” Op. 12, FWV 61) César Franck

Ave Maria, CG 89a (arr. from Johann Sebastian Bach, “Prelude” no. 1, BWV 846) Charles-François Gounod

Sancta Maria (arr. from “Cavalleria Rusticana”, Intermezzo) Pietro Mascagni

Domine Deus (from “Petite Messe Solennelle”) Gioachino Antonio Rossini

Amazing Grace John Newton

How to Write an Email by Victoria Turk (15′) TED talk

practical and useful… Here.

«Turk’s email philosophy is aimed at reducing the overall burden of email on senders and recipients. She says, “At its simplest, this can mean cutting down on the number of emails you send and sending them to fewer people … When you do send an email, you should make it as quick and easy as possible for the recipient to deal with.” Here is her specific advice.»

 

Cómo usar las historias para argumentar, influenciar y convencer. Transmitiendo ideas del blog de @pablofranquet a los de 4 @DerechoUIC http://www.litigiodeautor.com/storytelling-para-abogados/

(…) Una fábula moderna: el Dieselgate

Dejadme que os ponga un ejemplo reciente. Estos días he estado documentándome sobre el escándalo de los motores trucados de Volkswagen. Soy un afectado por ese gran fraude. Hace un tiempo compré un Passat familiar para transportar a nuestros tres alegres y ruidosos churumbeles. Mi mujer y yo optamos por la gama diésel Blue Motion, que supuestamente era la más respetuosa con el medio ambiente. A día de hoy la compañía todavía no se ha dirigido a nosotros para informarnos de que nuestro coche está manipulado y dar explicaciones. Así que hemos decidido pasar a la acción.

Mientras preparaba el caso, he leído algunas demandas interpuestas en Estados Unidos. Me ha gustado especialmente una acción de clase que empieza con esta Introducción:

“Este caso deriva de uno de los delitos corporativos más descarados de la historia, una fábula sobre una empresa que quería ganar a cualquier precio. Volkswagen engañó para escalar hasta la cima de la industria del automóvil y dejó a su espalda un reguero de víctimas: sus clientes, los supervisores estadounidenses y extranjeros e incluso el aire que respiramos. El eje del plan fraudulento de Volkswagen fue el uso doloso de un “dispositivo de desactivación”, un algoritmo de software instalado clandestinamente, tal y como la propia Volkswagen ha admitido, que fue diseñado para engañar en los ensayos de emisiones y, por lo tanto, para engañar a la Agencia de Protección Ambiental (“EPA”), entre otros reguladores, en el proceso de autorización de venta de cientos de miles de automóviles fraudulentos (los “Vehículos”, definidos más adelante). Durante años, Volkswagen se salió con la suya, y la venta de Vehículos alcanzó cifras récord en nuestro mercado. Una vez en las carreteras, estos coches han esparcido por el aire millones de toneladas de una sustancia tan perjudicial y contaminante como el nitrógeno óxido (“NOx”) en unos niveles que superan hasta 40 veces el límite legal. Durante este tiempo, Volkswagen se presentaba ante el público estadounidense como la empresa innovadora más importante del mundo de tecnología diésel “limpia”, engañando a cientos de miles de consumidores con conciencia ambiental que estaban dispuestos a pagar un plus por los vehículos diésel “limpios”.

Esta introducción me enganchó desde el inicio y consiguió que quisiera seguir leyendo el resto de esa demanda. Disfruté mucho con esa lectura. (…)

Algunos consejos para que los alumnos redacten mejor en la #Universidad #redacción #escritura

Algunos consejos para que los alumnos redacten mejor en la Universidad:

 

  1. Dedica tiempo a pensar lo que vas a escribir. Supera la pereza de revisar lo escrito.

 

  1. Respeta el orden lógico de las frases, en la medida de lo posible.

 

  1. Que actúen los actores: los protagonistas de la frase que actúen de sujeto y objeto (D. Cassany).

 

  1. Combina oraciones largas y cortas. Así, evitarás la monotonía. No abuses de la subordinación. Redacta oraciones de una longitud equilibrada (no más de 30 palabras).

 

  1. Respeta la corrección gramatical y ortográfica.

 

  1. Precisión léxica: emplea las palabras adecuadas y evita el léxico pedante y afectado. Usa los adjetivos necesarios.

 

  1. Emplea con precisión y sentido los marcadores del discurso.

 

  1. Enlaza bien los párrafos. Que haya progresión temática en el texto. Escribe una idea por párrafo y, si es oportuno, la información principal al principio de cada uno.

 

  1. Evita las repeticiones innecesarias.

Para sobrevivir en el aula (TED 15′)

Este experimentado profesor, Hernán Aldana, propone algunas claves en una sugerente charla TED para «sobrevivir en el aula», para enseñar mejor:

  1. Cambiar el tono de voz
  2. La cara del profesor ha de mostrar que le gusta lo que explica
  3. Moverse en el aula
  4. Acercarnos
  5. Dejarlos moverse (levantar la mano, que intervengan)

 

La charla TED puede verse aquí.

Cómo empezar un texto. Consejos de @crisplanchuelo #redacción #comunicación #escritura

Siete formas de empezar mal un texto. Siete formas de aburrir al lector desde el inicio.

Puedes leerlas aquí. De todas formas, las copio a continuación.

 

1.     Divagar. Es decir, no ir al grano desde la primera línea. Si necesitas calentar motores antes de entrar en materia (cosa bastante razonable), ¿por qué martirizar a tus lectores con tu dispersión mental? Escríbela, sí, pero en una hoja aparte. Y luego, tírala.

2.     Decir lo que todos conocen ya. Frases como «a estas alturas no hace falta decir…», «como todo el mundo sabe…»,  «seguramente te habrás dado cuenta de que…» son un antídoto hasta para el lector más entusiasta. Si los lectores lo saben, ¿para qué se lo cuentas? (…)

3.     Ir de lo general a lo particular.  Lo general no suscita interés; por tanto, sé concreto. Si vas a hablar de cómo el marketing de contenidos puede aumentar tu notoriedad, no empieces con un «en los tiempos de las redes sociales el marketing de contenidos es algo fundamental para quien quiere darse a conocer».  Eso no aporta nada. Mucho mejor, empieza contando que las páginas web que tienen un blog con contenidos de calidad reciben un 60% más de tráfico que las que no lo tienen. O sea, concreción.

4.     No escoger sustantivos ni verbos. Ambos indican acción: son los que cuentan la historia; hay que empezar con ellos. Un «las deportivas que vuelven: Adidas Stan Smith» resulta más directo y claro que «actualmente las nuevas Adidas son las más clásicas». Esta última oración, con tanto adverbio y adjetivo, es vaga, complicada y subjetiva.

5.     Contar tu vida. Que te has mudado al campo, que llevas dos semanas sin Internet, que estás feliz porque es primavera… Eso puede interesar a tu familia y a tus amigos, pero no a quien busca información valiosa. Los contenidos autobiográficos solo interesan si eres un fascinante espía británico con licencia para matar (…).

6.       Usar tópicos. (…).

7.       Decir lo que se ve, que es una variante del punto 2: «Antes que nada, me gustaría agradecerle su confianza en nuestra marca…». (…)  Da las gracias directamente y olvídate de tanto preámbulo. O deja el agradecimiento para el final.

Estos siete errores se resumen en uno: no trabajar las ideas antes de ponerse a redactar. Primero piensa: decide qué quieres contar y a quién, y luego escribe sin dilación algo interesante para tu audiencia.


visits

  • 971.030 hits

categorías

Twitter profile