Posts Tagged 'preposiciones'

Pobres preposiciones (desde)

Las categorías gramaticales que más palos reciben son las preposiciones, en mi opinión. Al ser pequeñas…

Una de ellas, la preposición desde.

La Fundéu nos recuerda un uso correcto.

En ocasiones, se hace un uso abusivo de la preposición desde para indicar mera ubicación, y no origen, y se relega en, que es la más adecuada para estos casos.

En los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Más de 400 jóvenes europeos analizan desde Berlín las consecuencias de…», «Desde el Gobierno se insiste en que no hay argumentos para…» o «Desde Zarzuela aseguran que no prescindirán de…».

Según el Diccionario académico, desde indica origen (‘denota el punto, en tiempo o lugar, de que procede, se origina o ha de empezar a contarse una cosa, un hecho o una distancia’), motivo por el cual su uso para indicar ubicación no puede considerarse, en términos generales, incorrecto.

Sin embargo, en este tipo de oraciones siempre es posible recurrir a en y, en algunos casos, sencillamente suprimir la preposición desde, evitando con ello el posible abuso de unas colocaciones que se han hecho muy frecuentes en el lenguaje informativo de la prensa.

Así, en los ejemplos anteriores, podría haberse dicho que «400 jóvenes europeos analizan en Berlín» y que «El Gobierno insiste en…» y «La Zarzuela asegura que…».

Anuncio publicitario

el verbo propugnar…

Al verbo propugnar (‘defender, amparar, apoyar’) no le sigue la preposición por, es decir, se propugna algo que se defiende y no se propugna por algo.
(Vía Fundéu)

¿Vamos por ellos o vamos a por ellos?

La duda nos la resuelve el profesor Corrales, en el periódico HOY de Ecuador. Aquí.

¿delante suyo?

¿Es correcto decir «delante suyo tiene una oficina»?

No es correcto decir *delante suyo porque un adverbio no puede modificar a un posesivo. (Además, no se puede decir *en mi delante). Lo correcto es escribir el adverbio seguido de la preposición y del pronombre personal: delante de él.

Veamos más posibilidades.

No se puede usar *delante mío, porque no se puede decir *en mi delante.

Tampoco puede decirse *cerca mío, ya que tampoco es posible *en mi cerca.

No se puede decir *a través mío, porque no se puede decir *a mi través.

Las formas correctas de las frases anteriores son: delante de mí, cerca de mí, a través de mí.

se puede decir alrededor suyo, porque sí se puede decir a su alrededor.

se puede decir al lado suyo, porque sí es posible la forma a su lado.

que se puede expresar en contra suya, porque se puede decir en su contra.

¿Por qué? Porque en estos tres últimos casos, usamos alrededor, lado y contra como sustantivos, no como adverbios.

Con detrás y delante no deben usarse los posesivos por tratarse de dos adverbios. «Pero no ocurre lo mismo con alrededor, porque en este caso, aunque también se trata de un adverbio, éste está formado por la contracción de la preposición a y el artículo el seguidos de un sustantivo, rededor (contorno).», como asegura la Fundéu. El adverbio alrededor puede usarse seguido de los posesivos mío, tuyosuyo.

La Fundéu BBVA aclara que en español son igualmente correctas las formas alrededor de mí y alrededor mío, alrededor de ti y alrededor tuyo, alrededor de ella, alrededor de él, alrededor de ellas, alrededor de ellos y alrededor suyo.

¿»administrar a» o «administrar en»?

En esta casa, hemos tratado del verbo administrar, que se ha hecho famoso gracias a la gripe A. Ya que ha llegado a la cresta de la ola, no está de más que profundicemos en su uso.

Leamos estas dos frases:

Si se administra la Aspirina a dosis bajas mejora la presión arterial. (Incorrecto)

Con esta construcción se pretende expresar el modo en que se lleva a cabo la acción de ‘administrar‘, ‘ingerir’ o ‘tomar’ un medicamento o fármaco. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a pesar de que la preposición “a” tiene entre sus valores el de expresar el modo de la acción, no todos los verbos pueden combinarse con ella para expresar dicho significado.

De este modo, podemos encontrar verbos con complementos introducidos por la preposición «a» para expresar el modo de la acción:

Me escribió a mano el informe.

Se recorrió España a pie.

Pero también verbos con complementos introducidos por «en» para expresar el mismo significado:

Te lo digo en serio.

Me lo han publicado en formato electrónico.

En nuestro caso, es incorrecto combinar los verbos administrar, suministrar, ingerir o tomar con un complemento introducido por la preposición «a».

Lo correcto en nuestra lengua para estos casos es utilizar la preposición «en«:

Si se administra la Aspirina en dosis bajas, mejora la presión arterial. (Correcto)

(Explicación de la web de redacción de la universidad de Alcalá)

En este blog también se hacen eco del buen uso de este verbo.

Alakrana y expulsión

Menudo lío hay en España con los piratas y el secuestro del Alakra. ¿Será una losa que sepultará a más de un político? Quién sabe.

Sí sabemos que el verbo expulsar no va acompañado de la preposición correcta. ¿En qué frase? Por ejemplo en la siguiente frase (Público, 11-11-09):

«El letrado (…) cree tener la clave (…): expulsar a los piratas a Somalia…».

El verbo expulsar, cuando se refiere a alguien que es obligado a salir de un lugar, debe ir seguido de la preposición de.

Por tanto, la frase correcta de la noticia sería:

«expulsar a los piratas de España»

El consejo proviene de El vigilante del faro (la fúndeu).

expulsar noticia

desde la cooperación

Esta vez no ha sido ZP, sino uno de sus ministros. Pepe Blanco. Ha comentado la detención del último terrorista etarra y ha dicho que así se acaba con ETA, «desde la cooperación». ¡Ag! Otra vez la preposición «desde», omnipresente desde hace un tiempo, en boca de políticos y presidentes de equipos de fútbol.

Se puede acabar con ETA «con cooperación».

desde

ambition

Está imponiéndose en los medios de comunicación un nuevo uso de la preposición desde. Hoy he oído en la radio esta frase: «El gobierno no debe actuar desde la prepotencia».

Hace un tiempo, leí uno de los libros sobre el lenguaje escrito por Grijelmo: La punta de la lengua. Explicaba ese nuevo uso de la preposición:

«En el periódico AS, un presidente de un famoso equipo (Florentino Pérez) declaró: Nunca actúo desde el resentimiento. Esa fórmula ya la habían empleado otros, políticos en este caso: Esto se lo digo desde la honradez, Hay que llegar a un pacto desde el diálogo.

En castellano correcto esas personas podrían haber dicho: Nunca actúo con resentimiento, Esto se lo digo con honradez, Hay que llegar a un pacto mediante el diálogo. ¿Han usado mal el castellano porque se encuentran lejos de la honradez o del diálogo?»

Esperemos que Florentino vea que sus jugadores (CR9, Benzemá…) metan muchos goles, unos desde medio campo, otros desde el punto de penalti… Y él hable, no desde el resentimiento, si no con serenidad, por ejemplo.

Grijelmo, La punta de la lengua, pp. 33-34.

PORQUE PORQUÉ


Y hoy, los prometidos consejos sobre el uso de los «porqués».

Porque / Por que / Porqué / Por qué

A menudo se confunden las formas porque, por que, porqué y por qué.
Veamos cada una y cómo se usan.

Porque
Es una conjunción subordinante causal equivalente a otras conjunciones o locuciones como pues, como, dado que, ya que, como quiera que o puesto que.
Cambias porque por una de esas conjunciones o locuciones y si “encaja” en la frase, has escrito la palabra correcta.

Mañana no trabajo porque es fiesta en Madrid.

Porqué
Se trata de un sustantivo masculino que significa ‘causa’, ‘razón’ o ‘motivo’ y, como tal, puede ir precedido de un determinante. Su plural es porqués.
Si sustituyes por qué por una de esas palabras anteriores, en singular o plural, y la frase tiene sentido, has acertado.

Me gustaría saber el porqué de tu enfado.
Nunca quedaron claros los porqués de este cambio.

Por qué
Esta construcción está formada por la preposición por y el pronombre interrogativo o exclamativo qué. Ten cuidado porque estas dos palabras puede usarse en oraciones interrogativas y exclamativas y directas o indirectas, esto es, que pueden llevar o no llevar signos de interrogación.
¿Quieres saber un truco para confirmar que has escrito bien estas dos palabras? Haz lo siguiente: añade la palabra motivo o razón a por qué. Así de fácil

No sé por qué dices eso.
¡Por qué pueblos más bonitos paseamos ayer!
¿Por qué me pregunta siempre a mí?

Por que
Es el caso más difícil. Aquí existen diversas posibilidades:

a) La preposición por más el pronombre relativo que. Generalmente se puede incluir entre ambas palabras el artículo determinado. Es equivalente a por lo cual, por la cual, por los cuales, por las cuales.

Ese es el coche por (el) que me decidí.

b) En ocasiones, esta forma se corresponde con la construcción por y la conjunción subordinante que. Esto ocurre así cuando la preposición está exigida por un verbo, un sustantivo o un adjetivo. En este caso, puedes sustituir por el pronombre eso todas las palabras posteriores a la preposición por.

Hizo cuanto pudo por que sus hijos salieran adelante.

No olvidemos que la norma académica reconoce también un uso de conjunción subordinante final tanto para porque como para por que.

Se hará todo lo posible por que no vuelva a ocurrir.
Está haciendo todo lo posible porque no salga a la luz pública esta nueva tecnología.

Y ahora, fíjate cuando escribas una de estas palabras. Si recuerdas los “trucos” que hemos escrito, las usarás bien


visits

  • 977.046 hits

categorías

Twitter profile