Posts Tagged 'femenino'

Los y las abogad@as

Una explicación excelente del uso del
masculino como género inclusivo:

En varios sitios se habla mucho sobre el uso del lenguaje inclusivo, específicamente sobre su utilidad y justificación. Supuestamente, con ese uso se evita la discriminación de la que son objeto las mujeres en algunas ocasiones. Según esto, en una oración como Se invitó a todos los abogados se emplea un lenguaje exclusivo y se deja por fuera a las abogadas. Con respecto a este tema, se explican a continuación algunas consideraciones reduciendo a lo esencial la terminología gramatical.

La lengua española dispone de dos géneros principales: femenino y masculino (Es común que las niñas usen faldas y que los niños usen pantalones), pero el segundo puede englobar también al primero, como en la oración Los niños pequeños son muy indefensos. En este último caso se hace referencia a mujeres y varones.

Quienes defienden el uso inclusivo arguyen que el género masculino es excluyente. Sin embargo, si esto se analiza detenidamente, se comprueba lo contrario. La oración Los niños pequeños son muy indefensos se refiere a mujeres y varones; en cambio, Las niñas pequeñas son muy indefensas solo puede referirse a mujeres y, por tanto, quedan excluidos los varones. Como se puede ver, el masculino es el género inclusivo, y el femenino, el exclusivo. De acuerdo con lo anterior, en gramática se habla de género marcado (femenino) y género no marcado (masculino).

Precisamente por tener el español un género no marcado (o inclusivo), que coincide con el masculino, es este el que se emplea de manera general para abarcar lo femenino junto con lo masculino, excepto en algunos pocos casos como brujos o monjes, que no abarcan a las brujas y a las monjas, respectivamente. Por esta razón se puede hablar de una reunión de padres de familia y no se excluye a las madres por emplearse el sustantivo padres; también se puede hablar de una asamblea de profesores y se entiende que se reunieron las mujeres docentes y los varones docentes. Igualmente, si se habla del cuidado de los gatos, no se excluye la posibilidad de cuidar gatas; ni se excluye a una filóloga cuando alguien dice que requiere la opinión de un filólogo. No parece útil, ni justificado, ni mucho menos necesario recurrir al desdoblamiento: una reunión de madres y padres de familia, una asamblea de profesoras y profesores, el cuidado de las gatas y los gatos, la opinión de una filóloga o un filólogo.
(Sigue…)

Anuncio publicitario

el lenguaje de una ideología

La ideología de género es una ideología como lo fue el nazismo o el marxismo. Sus ideólogos quieren cambiar el significado de algunos términos para imponer sus ideas. Y no sólo eso. También influyen en cómo usar el género gramatical.

Una muestra. En el libro de estilo de Canal Sur aparece esto:

«Siempre que sea posible, usaremos palabras genéricas o abstractas que engloben tanto a hombres como a mujeres. De esta manera, evitaremos dar la impresión de que las mujeres son invisibles [sic].

En lugar de «el hombre» puede decirse «el ser humano, las personas».

En lugar de «los médicos» puede decirse «el personal médico»

En lugar de «los ancianos» puede decirse «las personas mayores» (…)».

Llamar «ancianos» a hombres y mujeres por igual no es resultado de la discriminación a la mujer. Simplemente usamos el género gramatical masculino, que es una categoría lingüística, para referirnos a ambos sexos. No confundamos el género gramatical con el sexo. Existe discriminación de la mujer en la vida, pero no en la gramática. Ya lo dijo Ignacio Bosque en El País, hace unos años:

«Las palabras no significan lo que significan porque lo diga el diccionario o porque así lo hayan decidido los académicos en conciliábulo. Los principios que articulan la estructura de la gramática tampoco son como son porque los hayan acordado los académicos, sea con la participación de las mujeres o sin ella».

En este artículo de El País se abunda en el tema que nos ocupa.


visits

  • 977.046 hits

categorías

Twitter profile