Archive Page 2

Ideas para enseñar a #escribir con coherencia. Propuesta didáctica a partir del trabajo de Charolles (artículo) #escritura

Acabo de leer un recomendable artículo académico, cuyas ideas pueden enseñar a escribir con coherencia.

“Enseñar y aprender la coherencia textual: una propuesta didáctica a partir de la teoría de Michel Charolles”

Escrito por Alejandra Andueza Correa, Natalia Aguilera Meneses

 

Resumen

Uno de los aspectos críticos del aprendizaje de la escritura es el dominio de la coherencia textual que, siguiendo a Charolles, es el principio mediante el cual interpretamos el discurso y la condición fundamental para que los textos logren su propósito comunicativo. A pesar de su importancia, la coherencia es raramente enseñada de manera explícita y sistemática en la escuela lo cual puede explicar, al menos en parte, los bajos resultados que obtienen los estudiantes en esta área. En vista de lo anterior, este artículo conceptualiza la coherencia a partir del trabajo de Charolles y sus colaboradores, y plantea una propuesta didáctica de tres fases a lo largo de las cuales los estudiantes adquieren conocimientos sobre coherencia y lo aplican en el proceso de producción textual mediante estrategias didácticas que promueven la autorregulación y el monitoreo durante las etapas de planificación, textualización y revisión de textos.
Anuncios

El imperio de la frivolidad

Frivolidad y frustración… Una reflexión acertada

Toma de Decisiones. Miguel Angel Ariño

aprobarHan aparecido esta semana dos noticias en la prensa española que me han dejado pasmado. El gobierno anuncia que prohibirá en el año 2040 los coches de gasolina y diésel. Podrán circular solo los eléctricos.

Menuda imprudencia. En primer lugar, ¿cómo pueden asegurar una ley que entrará en vigor dentro de 22 años? Pues no habrá habido para entonces cambios de gobiernos, de opiniones, de datos, etc, para que en cualquier momento de estos 22 años salga una ley revocando esta futura prohibición. En segundo lugar, ¿quién asegura que las baterías para los coches eléctricos no requerirán unos metales (litio por ejemplo) que solo se encuentren en unos pocos países, y que pasemos vivir de una dependencia del petróleo a una dependencia de un material mucho más escaso?

Con el actual debate de la contaminación de los coches diésel está cayendo sustancialmente la venta de coches, ralentizándo la economía…

Ver la entrada original 276 palabras más

“Para ser bueno en algo tienes que dedicarle 10.000 horas”, I. Enkvist en @elpaissemanal

Entrevista a Inger Enkvist en El País (25 julio 2018).

Compartiendo las ideas sobre #competencias, tecnología, #educación, aburrimiento, igualitarismo de una acertada entrevista a Inger Enkvist (2015) vía @Magisnet

Desde la investigación y un profundo conocimiento de los sistemas educativos, la experta sueca Inger Enkvist reivindica una mayor exigencia sobre el esfuerzo y sobre el aprendizaje de conocimientos en contra de las tendencias pedagógicas actuales.
Pocas veces tenemos la suerte de encontrarnos con tan variado y a la vez profundo conocimiento de la Educación.
Con Inger Enkvist, la conversación no tiene fin porque es capaz de abarcar el desarrollo del ser humano desde todas sus aristas: los sistemas educativos, los contextos sociales y culturales internacionales, las tendencias que van y vienen, los organismos supranacionales, la responsabilidad familiar, los centros escolares, la formación docente… hasta la biología humana y la investigación médica. “Si queremos mejorar la Educación, no debemos olvidar lo que somos”, señala en relación con la cantidad de factores ajenos a la escuela que inciden en el desarrollo y el rendimiento de los niños.
¿Qué importancia debe tener la tecnología en la enseñanza?
Cierta importancia, pero no demasiada. Para usarla bien necesitas conocimientos previos y vocabulario. Sin ello, la tecnología no sirve para nada; sólo es distracción en el aula. Acabamos de terminar una investigación en mi universidad: se ha dado clase en un grupo que ha utilizado el ordenador a veces; y ha habido otro que lo ha utilizado para todo. Y el resultado muestra que usar el ordenador no es un plus. El factor más fuerte es el trabajo del profesor y la voluntad del alumno de conseguir un resultado.
(Sigue aquí)

David Crystal, “The gift of the gab. How eloquence works”. Yale University Press (book). Crystal focuses on the here and now of eloquent #speaking. Highly recommended

“Everybody is naturally eloquent and they can display this eloquence publicly if they learn some of the tricks and develop the confidence to do it well” (David Crystal)

David Crystal talks about “the gift of the gab” (7′ 34”).

Sugerencias a un doctorando (Tips for a PhD student)

Si has empezado a andar en la senda del doctorado, quiero compartir contigo unas cuantas sugerencias que me ayudaron en mi camino doctoral:

  1. “Somos enanos a hombros de gigantes”, frase de John de Salisbury (siglo XII).
  2. Otra sugerencia muy útil: “no dar puntada sin hilo”.

En el DLE se define así esa expresión:           “Obrar siempre con intención, de una manera calculada, en busca del propio beneficio o provecho”.

Una conferencia puede convertirse en un paper. Una investigación inicial puede exponerse en un congreso y, luego, transformarse en un capítulo…

  1. No te enfades con nadie.
  2. Ser un “trapero del tiempo”. Así se calificaba a sí mismo, Gregorio Marañón cuando le preguntaban de dónde sacaba el tiempo para hacer tantas cosas.

“Él se ha llamado a sí mismo “trapero del tiempo” porque utiliza para escribir todos los recortes de las horas dedicadas a la Medicina, es decir -como recuerda su biógrafo, Marino Gómez-Santos-, minutos sueltos pero que, acumulados al cabo de una semana o de meses, resulta un tiempo considerable. De esta manera suele aprovechar el trayecto de su casa al Hospital para escribir en el automóvil o aprovecha también su viaje a Toledo, o igualmente los minutos que median entre la llegada del Hospital y la llamada a la mesa”. Blog Mi siglo.

“El intelectual madrileño es el único español que ha pertenecido como miembro numerario a cinco Academias: Española, Historia, Bellas Artes, Ciencias y Medicina. Dedicó los últimos años de su vida, después de su vuelta a la patria en Septiembre de 1943, a la enseñanza, al ejercicio profesional y a proseguir con su ingente labor creadora, aprovechando todos los minutos de su vida de tal manera que él dijo de sí mismo que era «un trapero del tiempo”. Diario Montañés.

Un amigo de Gregorio Marañón recuerda que así se calificaba a sí mismo.

De todas formas, también conviene también de mañanas o tardes, y días enteros, para la reflexión y la redacción.

  1. Averigua qué currículum debes lograr para pedir la primera acreditación de la agencia estatal (ANECA). Pero no olvides la sugerencia 9.
  2. Al redactar la tesis, “menos es más”.
  3. Escribe una página al día. “Hasta que uno no se pone a escribir, negro sobre blanco, lo que piensa acerca de un tema, no podrá asegurar qué sabe y qué no sabe, y aún menos será capaz de expresar lo que sabe» (John Henry Newman[ 2014]: La Idea de la Universidad. ll: Temas Universitarios Tratados en Lecciones y Ensayos Ocasionales, Madrid: Ediciones Encuentro).
  4. Además de redactar con precisión y claridad en español (o tu lengua materna), para difundir la investigación conviene hablar fluidamente en inglés y redactar en inglés académico.
  5. A pesar de las revistas de impacto, del factor h, de las ponencias en congresos internacionales, de la WOS, de Scopus, no olvides que estás en la Universidad, “Un lugar para la comunicación y la circulación de pensamiento, por medio de relaciones personales, a lo largo y ancho del país” (John Henry Newman, The rise and progress of University, chapter 2).
  6. Descansa. Aprender a descansar. Del blog de Javier Cercas:

Todo se resume en buscar equilibrio entre:

• Positivo/Negativo
• Descanso/Cansancio
• Devoción/Obligación
• Disfrute/Sufrimiento
• Reposo/Actividad
• Sueño/Vigilia
• Relajación/Tensión

Ser un “trapero del tiempo”

Ser un “trapero del tiempo”. Así se calificaba a sí mismo, Gregorio Marañón cuando le preguntaban de dónde sacaba el tiempo para hacer tantas cosas.

“Él se ha llamado a sí mismo “trapero del tiempo” porque utiliza para escribir todos los recortes de las horas dedicadas a la Medicina, es decir -como recuerda su biógrafo, Marino Gómez-Santos-, minutos sueltos pero que, acumulados al cabo de una semana o de meses, resulta un tiempo considerable. De esta manera suele aprovechar el trayecto de su casa al Hospital para escribir en el automóvil o aprovecha también su viaje a Toledo, o igualmente los minutos que median entre la llegada del Hospital y la llamada a la mesa”. Blog Mi siglo.

“El intelectual madrileño es el único español que ha pertenecido como miembro numerario a cinco Academias: Española, Historia, Bellas Artes, Ciencias y Medicina. Dedicó los últimos años de su vida, después de su vuelta a la patria en Septiembre de 1943, a la enseñanza, al ejercicio profesional y a proseguir con su ingente labor creadora, aprovechando todos los minutos de su vida de tal manera que él dijo de sí mismo que era «un trapero del tiempo”. Diario Montañés.

Un amigo de Gregorio Marañón recuerda que así se calificaba a sí mismo.


visits

  • 489.141 hits

categorías

Twitter profile

Anuncios