Archive for the 'usos correctos' Category

Términos relacionados con el temido ébola

La Fundéu nos recuerda qué términos y expresiones son correctas y adecuadas al tratar del virus ébola.

Con motivo de la expansión del virus del Ébola, se ofrecen las siguientes claves para una buena redacción de las noticias relacionadas:

1. La palabra ébola se escribe con inicial minúscula cuando se emplea de manera informal para hacer referencia a la enfermedad causada por el virus del mismo nombre, tal y como indica la Ortografía académica.

2. Para denominar al virus, se recomienda escribirlo con artículo determinado en masculino y con mayúscula inicial (virus del Ébola) por tratarse del nombre propio del río en el que se aisló por primera vez. A veces, por influencia del inglés, aparece sin la preposición (virus Ébola), uso que se desaconseja en español.

3. Antiébola, junto y sin guion, es la forma apropiada para referirse a los tratamientos, vacunas o protocolos empleados contra este virus, ya sea para evitar su propagación o para tratar la enfermedad.

4. Viral y vírico pueden utilizarse indistintamente, ya que se consideran sinónimos. En caso de aludir al tratamiento que se utiliza para combatir el virus, tanto antiviral como antivírico, ambas escritas sin guion, son las formas adecuadas que recoge el Diccionario de la lengua española.

5. EPI, en mayúsculas, es la sigla que hace referencia a los equipos de protección individual que están utilizando los sanitarios que tratan a pacientes infectados.

6. Esclusa, y no exclusa, es el término apropiado para denominar la zona que existe entre la habitación del enfermo infectado y la zona no restringida, y en la que los sanitarios se ponen y se quitan los equipos de protección individual.

7. La técnica sanitaria es el femenino adecuado de el técnico sanitario, para hacer alusión a la auxiliar de enfermería contagiada de ébola en España.

8. Suero hiperinmune, junto y sin guion, es una construcción válida para referirse al tratamiento experimental que se está empleando para combatir la enfermedad infecciosa y que contiene anticuerpos obtenidos de personas cuyo organismo ha creado una respuesta inmunitaria. Este suero se obtiene del plasma de la sangre de un paciente que ha superado la enfermedad, por lo que es frecuente encontrar ejemplos en los que se hace referencia a él simplemente como plasma.

9. Diagnosticar una enfermedad a una persona es una expresión más apropiada que diagnosticar a una persona de una enfermedad, que resulta inadecuada de acuerdo con el significado de este verbo.

10. El término mortalidad hace referencia a la tasa de muertes en un tiempo dado, mientras que mortandad es una gran cantidad de muertes causadas por epidemia u otro desastre. Aunque la expresión tasa de mortalidad es válida, se recuerda que puede hablarse simplemente de mortalidad, ya que su significado lleva implícito que se trata de una tasa.

11. Epidemia y pandemia no pueden utilizarse como sinónimos, se considera que una epidemia se propaga por un país durante un tiempo, mientras que una pandemia se extiende a otros países, tal como señala el Diccionario académico.

12. El verbo cursar, en el ámbito de la medicina, se refiere a la enfermedad o a sus síntomas, no al enfermo.

13. Sacrificar es un término más adecuado que eutanasiar para referirse al perro de la paciente contagiada en España. Aun así, eutanasiar puede considerarse un verbo bien formado y con cierto uso en el ámbito veterinario.

14. Alta va precedido por el artículo el si funciona como sustantivo («el alta médica»), mientras que, si se emplea como adjetivo, lo apropiado es anteponer la forma la («la alta fiebre»).

15. Dar de alta y dar el alta son expresiones que se construyen con diferentes pronombres: lo(s) y la(s) en el primer caso («La/lo dio de alta») y le(s) en el segundo («Le dio el alta»).

La muletilla “lo que…”

En el año 2009 mencionábamos el abuso de la muletilla “lo que”. Nuestra apreciada Fundéu ha publicado una entrada sobre el uso de la construcción “lo que”. Una prueba de que su abuso no ha decrecido.

El texto de la Fundéu:

A menudo, los medios de comunicación, tanto escritos como orales, utilizan la construcción coloquial lo que es en frases como «El área técnica está trabajando en lo que son los proyectos ejecutivos» o «Colaborar con lo que es los contenidos de la radio» (en la que ni siquiera hay concordancia).

En los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido eliminar esta construcción porque no modifica en absoluto su significado: «El área técnica está trabajando en los proyectos ejecutivos» o «Colaborar con los contenidos de la radio».

La intención enfatizadora que parece subyacer a este uso se podría expresar, según el caso, con formas como en concreto, concretamente,específicamente, específico, en particular: «El área técnica está trabajando concretamente en los proyectos ejecutivos» o «Colaborar en particular con los contenidos de la radio».

Asimismo se recuerda que esta secuencia de palabras aparece en innumerables contextos de forma correcta: «Cómo explicar lo que es Twitter a quien no lo conoce», «Es más compleja y, lo que es más importante, está muy bien organizada» o «Me enseñó lo que es la amistad».

La despedida “Cualquier cosa me dices”

Es evidente que la expresión de despedida “Cualquier cosa me dices”, escrita al acabar un correo electrónico, está de moda. En el buscador de Google arroja el siguiente resultado:

Aproximadamente 33.100.000 resultados (0,33 segundos)

Nos encantaría saber el origen: quién la usó por primera vez, cúando y dónde; pero resulta una tarea difícil de lograr.

A mí me chirría el oído porque “cualquier cosa”, en esa frase, es un complemento directo del verbo “dices” y lo más natural es que se emplee después del verbo, aunque delante de él no resulta incorrecto. Y el verbo más correcto en una frase así sería “informas”, “escribes” o “preguntas”. Además, se echa en falta el verbo “si surge”, “si tienes” del complemento “cualquier duda”.

Mientras tanto, nos conformamos con sugerir que existen otras formas de despedida que no están de moda y son más correctas:

“Si tienes alguna duda, escríbeme”, “Quedo a tu disposición por si surgen dudas”, “No dudes en preguntarme si no entiendes algo” y otras más.

¿Escribo “demás” o “de más”?

beach_and_sea_2

Acabo de corregir las argumentaciones de unos estudiantes universitarios de un college de Barcelona (¿o pensaban que solo hay colleges en Oxford y Cambridge?). En esa institución los alumnos mejoran la expresión oral y escrita, entre otras actividades.

En uno de los ejercicios, un avispado alumno me plantea la duda de cuándo redactar “de más” y cuándo “demás“. Quizá un poco tarde, pero más vale plantearse estas dudas en los años en que estudias en el alma máter que cuando estás desempeñando una profesión.

En el DPD nos resuelven la duda, como bien indica el nombre de la tercera sigla.

demás

demás. 1. Adjetivo o pronombre indefinido invariable que designa siempre la parte restante respecto de un todo. Significa ‘(lo) restante, (lo) otro’ y se escribe siempre en una sola palabra.

de más:

2. No debe confundirse con de más, secuencia formada por la preposición de y el adverbio de cantidad más (más1.10): Me han devuelto un peso de más.

 

Ciencia y religión…

El lunes 17 de marzo de 2014 el Centro de Astrofísica de Harvard confirmaba la evidencia de ondas gravitacionales, unas ondulaciones del espacio-tiempo, generadas por grandes explosiones o fenómenos muy violentos, que hasta ahora solo existían en el campo teórico. Nos acercamos, pues, a la validación definitiva de dos teorías: que nuestro Universo nació de una gran explosión, el Big Bang, y que se expande, y lo hará ad infinitum, a un ritmo vertiginoso, cada vez mayor, merced a un fenómeno que conocemos como inflación cósmica.

En un artículo de El Confidencial recuerdan que Georges Lemaître, un sacerdote católico, afirmó ante sus alumnos de Lovaina que: “El Universo no ha existido siempre, sino que tiene un origen”. La religión no ataca a la ciencia…sino que una ayuda a la otra y viceversa.

Leer más: Georges Lemaître, el sacerdote católico que desarticuló el Creacionismo – Blogs de Loading http://bit.ly/1o3tkEe

Algunos consejos para escribir mejor…

Far de San Sebastià

Rescato unos divertidos consejos para redactar mejor:

Consejos de escritura

  1. Evitar los infinitivos.
  2. Nada de frases entrecortadas. Nunca. Jamás. Jamás de los jama­ses. Afectan al estilo.
  3. Evitar los subrayados siempre. Por si hay que repetirlo: siem-pre.
  4. No meter condicionales al final de las frases si la idea lo permite, si se puede.
  5. No usar paréntesis (con más razón paréntesis irrelevantes) de ninguna manera (porque no suelen aclarar) y revisar (a conciencia: y veces) para suprimirlos.
  6. Procurar tender a ser más o menos concreto, casi siempre, en buena parte de los textos, especialmente si el texto es de un carác­ter … Digamos que en los textos en general.
  7. ¿Se ha preguntado alguien si sirven las llamadas ‘preguntas retó­ricas’?
  8. Ir directo al grano y no usar frases hechas ni caer en el típico tópico.
  9. Recordar, como escribió Mark Twain o algún escritor del siglo XIX, que ‘el abuso de las citas denota ignorancia’.
  10. Las comparaciones son tan malas como las frases hechas.
  11. Pasar del lenguaje coloquial y en ese plan. Que le den. Super importante.
  12. Las metáforas chirrían más que una tiza que se arrastra indócil por la pizarra.
  13. Evitar signos ajenos al idioma & barbarismos & slang. ; -)
  14. Las exageraciones son un millón de veces más peligrosas que todos los demás defectos de redacción juntos, como nadie se atre­verá a poner en duda, por supuesto.
  15. Ser exhaustivos con los detalles y todo eso.
  16. Ser concisos y no divagar. La concisión constituye, por sí misma, un elemento de comunicación de primer orden, ya que facilita la comprensión de los diversos contenidos semánticos incorporados en el texto, los cuales, por su propia razón de ser y su naturaleza constitutiva, dan a entender aquello que el emisor del mensaje (al que llamaremos ‘A’) trata de comunicar al receptor del mensaje (al que llamaremos ‘B’). En el proceso de emisión de mensaje, empero, conviene no descartar que pueden producirse los denominados ruidos de transmisión, también designados según qué terminologías, manchas consistentes ora en circunstancias, ora accio­nes, ora omisiones y un largo, inacabable etcétera de muy distinta índole, por una interrupción, parcial o total, del habitualmente complejo proceso comunicativo que se pretende alcanzar entre ‘A’ y ‘B’ y que luego desemboca en la inversión de términos que necesita la retroalimentación, también designada feed-back, la cual, a su vez, en función de las claves interpretativas debería atender a

 

Nuestro tiempo, abril, 2007, p. 111.  Joseluís González

¿Destituir, deponer, despedir o cesar?

Hace unos días supimos que Pedro J. Ramírez dejaba de ser el director del periódico El Mundo. En clase pregunté a los alumnos cuál era el verbo adecuado para describir el suceso: ¿’destituir’, ‘deponer’, ‘despedir’ o ‘cesar’? Como fue obligado a dejar el cargo, las palabras adecuadas eran ‘destituir’, ‘deponer’, ‘despedir’.

La Fundéu opina…

Los verbos destituir, deponer o despedir son preferibles al verbo cesar para indicar que alguien ha sido obligado a dejar su cargo o actividad.

Una persona cesa en su empleo o cargo cuando simplemente deja de desempeñarlo («Javier Solana cesó en las funciones que desempeñaba en Bruselas»); sin embargo, en muchos textos periodísticos se está extendiendo el uso transitivo de este verbo, en ejemplos como «El consejo de administración de El Mundo ha cesado a Pedro J. Ramírez de sus funciones de director», «Cesado un directivo de la Marca España» o «Fue cesado del cargo de seleccionador».

De acuerdo con el Diccionario panhispánico de dudas, el verbo cesar es intransitivo en todas sus acepciones: es el trabajador quien cesa, bien porque lo despiden, bien porque él decide poner fin a la relación laboral, por lo que para señalar que a alguien se le ha obligado a dejar su cargo lo adecuado es utilizar el verbo destituir, o, dependiendo del contexto concreto, otros alternativos como relevar, deponer o despedir.

La última Gramática académica, aunque no censura el uso de cesar con el significado de ‘hacer que alguien cese’, indica que el verbo preferible y apropiado es destituir: «El consejo de administración de El Mundo ha destituido a Pedro J. Ramírez de sus funciones de director» (o «Pedro J. Ramírez cesa como director de El Mundo), «Destituido un directivo de la Marca España» o «Fue destituido del cargo de seleccionador».


visits

  • 271,316 hits

categorías

Twitter profile