Archive for the 'trabajo' Category

Sugerencias a un doctorando (Tips for a PhD student)

Si has empezado a andar en la senda del doctorado, quiero compartir contigo unas cuantas sugerencias que me ayudaron en mi camino doctoral:

  1. “Somos enanos a hombros de gigantes”, frase de John de Salisbury (siglo XII).
  2. Otra sugerencia muy útil: “no dar puntada sin hilo”.

En el DLE se define así esa expresión:           “Obrar siempre con intención, de una manera calculada, en busca del propio beneficio o provecho”.

Una conferencia puede convertirse en un paper. Una investigación inicial puede exponerse en un congreso y, luego, transformarse en un capítulo…

  1. No te enfades con nadie.
  2. Ser un “trapero del tiempo”. Así se calificaba a sí mismo, Gregorio Marañón cuando le preguntaban de dónde sacaba el tiempo para hacer tantas cosas.

“Él se ha llamado a sí mismo “trapero del tiempo” porque utiliza para escribir todos los recortes de las horas dedicadas a la Medicina, es decir -como recuerda su biógrafo, Marino Gómez-Santos-, minutos sueltos pero que, acumulados al cabo de una semana o de meses, resulta un tiempo considerable. De esta manera suele aprovechar el trayecto de su casa al Hospital para escribir en el automóvil o aprovecha también su viaje a Toledo, o igualmente los minutos que median entre la llegada del Hospital y la llamada a la mesa”. Blog Mi siglo.

“El intelectual madrileño es el único español que ha pertenecido como miembro numerario a cinco Academias: Española, Historia, Bellas Artes, Ciencias y Medicina. Dedicó los últimos años de su vida, después de su vuelta a la patria en Septiembre de 1943, a la enseñanza, al ejercicio profesional y a proseguir con su ingente labor creadora, aprovechando todos los minutos de su vida de tal manera que él dijo de sí mismo que era «un trapero del tiempo”. Diario Montañés.

Un amigo de Gregorio Marañón recuerda que así se calificaba a sí mismo.

De todas formas, también conviene también de mañanas o tardes, y días enteros, para la reflexión y la redacción.

  1. Averigua qué currículum debes lograr para pedir la primera acreditación de la agencia estatal (ANECA). Pero no olvides la sugerencia 9.
  2. Al redactar la tesis, “menos es más”.
  3. Escribe una página al día. “Hasta que uno no se pone a escribir, negro sobre blanco, lo que piensa acerca de un tema, no podrá asegurar qué sabe y qué no sabe, y aún menos será capaz de expresar lo que sabe» (John Henry Newman[ 2014]: La Idea de la Universidad. ll: Temas Universitarios Tratados en Lecciones y Ensayos Ocasionales, Madrid: Ediciones Encuentro).
  4. Además de redactar con precisión y claridad en español (o tu lengua materna), para difundir la investigación conviene hablar fluidamente en inglés y redactar en inglés académico.
  5. A pesar de las revistas de impacto, del factor h, de las ponencias en congresos internacionales, de la WOS, de Scopus, no olvides que estás en la Universidad, “Un lugar para la comunicación y la circulación de pensamiento, por medio de relaciones personales, a lo largo y ancho del país” (John Henry Newman, The rise and progress of University, chapter 2).
  6. Descansa. Aprender a descansar. Del blog de Javier Cercas:

Todo se resume en buscar equilibrio entre:

• Positivo/Negativo
• Descanso/Cansancio
• Devoción/Obligación
• Disfrute/Sufrimiento
• Reposo/Actividad
• Sueño/Vigilia
• Relajación/Tensión

Anuncios

Ser un “trapero del tiempo”

Ser un “trapero del tiempo”. Así se calificaba a sí mismo, Gregorio Marañón cuando le preguntaban de dónde sacaba el tiempo para hacer tantas cosas.

“Él se ha llamado a sí mismo “trapero del tiempo” porque utiliza para escribir todos los recortes de las horas dedicadas a la Medicina, es decir -como recuerda su biógrafo, Marino Gómez-Santos-, minutos sueltos pero que, acumulados al cabo de una semana o de meses, resulta un tiempo considerable. De esta manera suele aprovechar el trayecto de su casa al Hospital para escribir en el automóvil o aprovecha también su viaje a Toledo, o igualmente los minutos que median entre la llegada del Hospital y la llamada a la mesa”. Blog Mi siglo.

“El intelectual madrileño es el único español que ha pertenecido como miembro numerario a cinco Academias: Española, Historia, Bellas Artes, Ciencias y Medicina. Dedicó los últimos años de su vida, después de su vuelta a la patria en Septiembre de 1943, a la enseñanza, al ejercicio profesional y a proseguir con su ingente labor creadora, aprovechando todos los minutos de su vida de tal manera que él dijo de sí mismo que era «un trapero del tiempo”. Diario Montañés.

Un amigo de Gregorio Marañón recuerda que así se calificaba a sí mismo.

11 consejos sensatos para afrontar los exámenes (Dr. Ortuño) @ClinicaNavarra

  1. Utilización de técnicas de relajación y pensar en cosas positivas.
  2. Tener en cuenta la alimentación, que sea sana y equilibrada.
  3. Dormir entre siete y ocho horas diarias para conseguir darle al cuerpo un descanso reparador.
  4. Realizar una planificación del tiempo. Elaborar un calendario con los días de examen de cada materia y las horas que se va a dedicar a cada una, teniendo en cuenta la preparación y revisión del material de estudio, esquemas, repasos, etc. Ser posibilistas y tener un margen de días u horas de más por si surgen imprevistos.
  5. Realizar ejercicio físico. Si el cuerpo está bien, la mente estará bien. El ejercicio físico ayuda a la memoria y a la concentración, favorece dormir mejor.
  6. Estudiar en un lugar con ambiente idóneo para ello. Una zona silenciosa y bien ventilada, silla cómoda y mesa ordenada, buena iluminación y temperatura adecuada.
  7. Tener cuidado con sustancias como los depresores del sistema nervioso central, analgésicos, estimulantes, inhalantes, drogas…
  8. Dejar tiempo para repasar antes del examen y refrescar lo estudiado.
  9. Leer bien las instrucciones del examen y organizarse para empezar por las preguntas más fáciles, para afrontar después las más difíciles y más largas. Si no recuerda una pregunta, siga con las que sabe para no perder tiempo.
  10. Llegar con tiempo al examen y no apresurarse en acabarlo.
  11. Y estudiar con el teléfono móvil en silencio, aunque lo mejor es dejarlo lejos de tu alcance.

Los consejos 1-10 provienen de la CUN.

Texting in class?

From the wonderful Tomorrow’s Professor Newsletter (Rick Reis)

A new study has found that more than 90 percent of students admit to using their devices for non-class activities during class times. Less than 8 percent said that they never do so. 

Tomorrow’s Teaching and Learning

———- 456 words ———

Texting in Class
If you are leading a class and imagine that students seem more distracted than ever by their digital devices, it’s not your imagination. And they aren’t just checking their e-mail a single time.

A new study has found that more than 90 percent of students admit to using their devices for non-class activities during class times. Less than 8 percent said that they never do so.

The study is based on a survey of 777 students at six colleges and universities. Barney McCoy, associate professor of broadcasting at the University of Nebraska at Lincoln, conducted the study and The Journal of Media Education has just published the results. Most of the students were undergraduates, and graduate students were less likely to use their devices for non-class purposes. Undergraduates reporting using their devices for non-class purposes 11 times a day, on average, compared to 4 times a day for graduate students. Here is the study’s breakdown on the proportion of students admitting to different levels of in-class device use:

Frequency of Student Device Use in Class for Non-Class Purposes, Per Day

Never  (8%)
1-3 times  (35%)
4-10 times (27%)
11-30 times  (16%)
More than 30 times  (15%)

Asked why they were using their devices in class, the top answer was texting (86 percent), followed by checking the time (79 percent). e-mail (68 percent), social networking (66 percent), web surfing (38 percent) and games (8 percent).

While students admitted to being somewhat distracted by their own devices and those of others, they reported advantages to using the devices in class. The top advantages they cited were staying connected (70 percent), avoiding boredom (55 percent) and doing related classwork (49 percent).

Texting in class is a source of constant frustration to professors, but about 30 percent of students reported that their instructors did not have a policy on the subject. (Of course there is a chance some of those students didn’t read the syllabus.)

Given how attached students are to their devices, it is perhaps not surprising that only 9 percent favor a ban on having them in classrooms. However, 54 percent said that they thought it reasonable to have a policy. They just don’t want those policies too strictly enforced. More than 65 percent said that they believed first offenses should be dealt with only with warnings.

McCoy writes in the paper that the widespread use of digital devices in class makes it important for academics to get a better understanding of just how and why students feel the need to be online for non-academic reasons. “When college students multi-task with digital devices in classrooms, research indicates it may hamper their ability to pay attention,” he writes. “This behavior, research suggests, has become more habitual, automatic and distracting.”

Read more: http://www.insidehighered.com/news/2013/10/21/study-documents-how-much-students-text-during-class#ixzz2iN25G9ku
Inside Higher Ed

(More)

 

 

De John Henry Newman…

Una frase inspiradora de John Henry Newman:

“El ojo corporal, que es el órgano para ver los objetos materiales, se nos da por naturaleza. El ojo de la mente, cuyo objeto es la verdad, es obra de la disciplina y el hábito”

(Discurso 7.º).

¿Cómo citar un tuit en un trabajo académico?

No se habitual citar un tuit, pero si hay que hacerlo la Fundéu propone esta forma.

¿Intensificar y externalización?

autumn_scene_7[1]Dos ejemplos del llamado “discurso esclerótico” por Manuel Casado.

¿Por qué empleamos externalización, si podemos usar subcontratar o contratar?

¿Por qué decimos intensificar, si podemos emplear reforzar, fortalecer, fomentar, aumentar, redoblar, incrementar, impulsar, reactivar, acentuar, avivar, etc.?

Manuel Casado afirma que el discurso esclerótico (compulsivo, prefabricado, puro caparazón, cáscara vana) “se reconoce en el empleo de frases gastadas, de lugares comunes, de palabras de moda”. No dejéis de leer el sugerente artículo que recoge unas interesantísimas consideraciones sobre este tipo discurso. Espero que os cautive, además, la reflexión sobre la importancia de la reflexión y del silencio para que nuestros discursos sean vivos y vigorosos.

Aquí está el artículo.

“El discurso esclerótico”, en Mª Jesús Casals Carro (coord.), Mensajes periodísticos y sociedad del conocimiento (Libro homenaje al profesor José Luis Martínez Albertos), Madrid, Fragua, 2004, 513-520


visits

  • 432.452 hits

categorías

Twitter profile

Anuncios