Archive for the 'propiedad léxica' Category

¿»efectivos», «incendio propalado» y «orografía del terreno»?

Con motivo de los incendios que lamentablemente suceden en España en estas fechas, la Fundéu propone unas claves para redactar correctamente palabras y expresiones…

 

1. Incendiario no es sinónimo de pirómano

Incendiario es quien ‘incendia con premeditación, por afán de lucro o maldad’; no es sinónimo de pirómano‘alguien que sufre una enfermedad por la que disfruta provocando fuegos y viendo las consecuencias del incendio’.

2. Provocado e intencionado, diferencias

Se aconseja emplear la expresión incendio intencionado para aquellos generados con la voluntad expresa de hacer arder una zona. La expresión incendio provocado es más amplia y se aconseja que vaya acompañada de la causa (provocado por una chispa, provocado por una quema de rastrojos,  provocado por un rayo…).

3. Los incendios se propagan, no se propalan

Los incendios se pueden propagar (‘extender, dilatar o aumentar algo’), pero en ningún caso se propalan, pues este verbo significa ‘dar a conocer o difundir algo oculto o poco conocido’.

 

(…)

5. Los 30 bomberos, y no los 30 efectivos del cuerpo de bomberos

Efectivos hace referencia al conjunto de los miembros de las patrullas o cuadrillas, pero no a cada individuo en particular («los 30 bomberos» o «los 30 miembros del cuerpo de bomberos» y no «los 30 efectivos del cuerpo de bomberos»).

6. Orografía del terreno es redundante

La expresión orografía del terreno es redundante, puesto que la palabra orografía es ‘el conjunto de montes de una comarca, región o país’, y por lo tanto en ella ya está implícita la idea de terreno.

7. Los incendios pueden ser violentos, pero no virulentos

Los incendios pueden ser violentos, pero no virulentos, pues violento significa ‘que tiene mucha fuerza o intensidad’, mientras que virulento se aplica a las ‘enfermedades malignas e intensas’, así como a los ‘estilos, discursos o escritos que son hirientes, sañudos, ponzoñosos o mordaces en sumo grado’.

Anuncio publicitario

Algunos consejos para escribir mejor…

Far de San Sebastià

Rescato unos divertidos consejos para redactar mejor:

Consejos de escritura

  1. Evitar los infinitivos.
  2. Nada de frases entrecortadas. Nunca. Jamás. Jamás de los jama­ses. Afectan al estilo.
  3. Evitar los subrayados siempre. Por si hay que repetirlo: siem-pre.
  4. No meter condicionales al final de las frases si la idea lo permite, si se puede.
  5. No usar paréntesis (con más razón paréntesis irrelevantes) de ninguna manera (porque no suelen aclarar) y revisar (a conciencia: y veces) para suprimirlos.
  6. Procurar tender a ser más o menos concreto, casi siempre, en buena parte de los textos, especialmente si el texto es de un carác­ter … Digamos que en los textos en general.
  7. ¿Se ha preguntado alguien si sirven las llamadas ‘preguntas retó­ricas’?
  8. Ir directo al grano y no usar frases hechas ni caer en el típico tópico.
  9. Recordar, como escribió Mark Twain o algún escritor del siglo XIX, que ‘el abuso de las citas denota ignorancia’.
  10. Las comparaciones son tan malas como las frases hechas.
  11. Pasar del lenguaje coloquial y en ese plan. Que le den. Super importante.
  12. Las metáforas chirrían más que una tiza que se arrastra indócil por la pizarra.
  13. Evitar signos ajenos al idioma & barbarismos & slang. ; -)
  14. Las exageraciones son un millón de veces más peligrosas que todos los demás defectos de redacción juntos, como nadie se atre­verá a poner en duda, por supuesto.
  15. Ser exhaustivos con los detalles y todo eso.
  16. Ser concisos y no divagar. La concisión constituye, por sí misma, un elemento de comunicación de primer orden, ya que facilita la comprensión de los diversos contenidos semánticos incorporados en el texto, los cuales, por su propia razón de ser y su naturaleza constitutiva, dan a entender aquello que el emisor del mensaje (al que llamaremos ‘A’) trata de comunicar al receptor del mensaje (al que llamaremos ‘B’). En el proceso de emisión de mensaje, empero, conviene no descartar que pueden producirse los denominados ruidos de transmisión, también designados según qué terminologías, manchas consistentes ora en circunstancias, ora accio­nes, ora omisiones y un largo, inacabable etcétera de muy distinta índole, por una interrupción, parcial o total, del habitualmente complejo proceso comunicativo que se pretende alcanzar entre ‘A’ y ‘B’ y que luego desemboca en la inversión de términos que necesita la retroalimentación, también designada feed-back, la cual, a su vez, en función de las claves interpretativas debería atender a

 

Nuestro tiempo, abril, 2007, p. 111.  Joseluís González

¿Intensificar y externalización?

autumn_scene_7[1]Dos ejemplos del llamado «discurso esclerótico» por Manuel Casado.

¿Por qué empleamos externalización, si podemos usar subcontratar o contratar?

¿Por qué decimos intensificar, si podemos emplear reforzar, fortalecer, fomentar, aumentar, redoblar, incrementar, impulsar, reactivar, acentuar, avivar, etc.?

Manuel Casado afirma que el discurso esclerótico (compulsivo, prefabricado, puro caparazón, cáscara vana) «se reconoce en el empleo de frases gastadas, de lugares comunes, de palabras de moda». No dejéis de leer el sugerente artículo que recoge unas interesantísimas consideraciones sobre este tipo discurso. Espero que os cautive, además, la reflexión sobre la importancia de la reflexión y del silencio para que nuestros discursos sean vivos y vigorosos.

Aquí está el artículo.

“El discurso esclerótico”, en Mª Jesús Casals Carro (coord.), Mensajes periodísticos y sociedad del conocimiento (Libro homenaje al profesor José Luis Martínez Albertos), Madrid, Fragua, 2004, 513-520

Tras la satisfacción

¿Usamos bien la preposición «tras» y conjugamos correctamente el verbo «satisfacer»?

La Fundéu recuerda que:

tras indica posterioridad, no simultaneidad

La preposición tras siempre implica posterioridad, ya sea en el espacio o en el tiempo, como en «tras la puerta está la escoba» o «tras la tempestad viene la calma»: es decir, después de una cosa está o sucede otra.

Sin embargo, en algunos medios se emplea impropiamente con un sentido de simultaneidad, como cuando se dice «el motorista sufrió diversas heridas tras chocar con un poste», pese a que las heridas se produjeran en el momento del accidente, no después.

Lo adecuado en este caso habría sido decir que el motorista sufrió lesiones «al chocar contra un poste», «a causa del choque contra un poste» u otra construcción parecida.

¿Son correctas las formas verbales  «satisfuciera», «satisfuzo», «satisfeció» ?

El mismo señor de antes (la Fundéu) nos enseña que:

El verbo satisfacer es irregular y se conjuga como el verbo hacer de modo que lo adecuado es satisfará, no satisfacerá.

Así que recuerda la forma del verbo «hacer» y aplícala al verbo «satisfacer». Por ejemplo: «hice», «satisfice»; «hizo», «satisfizo».

Abrogar, absorber, acceso, hibernar

Una interesante explicación de algunas palabras parónimas:

Podemos sostener entonces que entre invernar e hibernar, entre absorber y adsorber, entre abrogar y arrogar y entre acceso y absceso, pares de vocablos de los que nos ocuparemos esta semana, la relación es de parónima.
(Sigue aquí)

UK y JMJ

El vigilante siempre atento a la realidad.

Hace unos días, nos indicaba los topónimos correctos, al informar de las revueltas en Inglaterra, Reino Unido, Gran Bretaña, United Kingdom… ¿Cuál es el nombre correcto? Aquí lo explica.

Hoy nos recuerda las palabras apropiadas con motivo de la JMJ 2011, celebrada en Madrid, España, Europa, Hemisferio norte.

-Los verbos apropiados para referirse a lo que hace el celebrante de una misa son celebrar, oficiar o decir.(…). Con la palabra eucaristía, como sinónimo de misa, se usan los verbos celebrar y oficiar.

Las homilías no se ofician ni se celebran; se pronuncian.

-La nueva Ortografía de la lengua española recomienda escribir papa, sumo pontífice… con inicial minúscula; se escriben también con inicial minúscula vigilia, eucaristía, liturgia de la palabra, confesión, comunión o papamóvil.

-Los nombres de los edificios religiosos, así como los de las plazas, el paseo, el aeródromo y el parque en los que van a tener lugar los actos, se escriben con inicial minúscula en la parte genérica de la denominación y con inicial mayúscula en la parte específica: catedral de la Almudena, basílica de El Escorial, plaza de la Cibeles, plaza de Colón, plaza de la Independencia, paseo de Recoletos, aeródromo de Cuatro Vientos, parque del Retiro; Puerta de Alcalá lleva inicial mayúscula en los dos sustantivos.

Verbos de apoyo II

Seguimos con los verbos de apoyo.

Como menciona la Nueva gramática (2009: 2653), los verbos de apoyo se forman con verbos parcialmente desemantizados (vacíos de significado) y con sustantivos que aportan el contenido léxico que caracteriza a la construcción, como en dar un paseo.

Estas unidades podrían conmutarse por un verbo de la misma familia léxica que el sustantivo (tomar nota-anotar, hacer uso-usar, tomar parte-participar). No obstante, esa conmutación supondría la pérdida de determinados valores (aspectuales, estilísticos, etc.) que se encuentran en la unidad sintagmática. No es lo mismo usar el verbo mirar que la construcción echar una mirada.

Las construcciones de verbos de apoyo más frecuentes son:

Dar un giro,… un paseo, un paso, una vuelta; también dar caza, dar confianza, conversación, ejemplo, un beso, sepultura; dar por supuesto, paso, etc.

Echar el cerrojo,…una cabezada, una carrera, una partida, etc.

Hacer una copia,…un aterrizaje, un favor, un viaje, una fotografía; también hacer alarde,… amistad, bromas, burla, caso, cosquillas, daño, deporte, fuerza, gimnasia, gracia, ilusión, memoria, mención, una recomendación, negocio, etc.

Tener admiración,… cariño, estima, lástima, manía, miedo, también tener amistad,… ánimo, cabida, calor, origen, sueño, ventaja, voluntad, etc.

Tomar o coger fuerzas,… impulso, velocidad, un hábito, un vicio, etc.

Menor número de construcciones se forman con los verbos pedir, poner y otros:

Pedir disculpas,… explicaciones, etc.

Poner (a alguien) un castigo,… una multa, objeciones, problemas; también poner paz,… piso, precio, proa; también poner (a algo) fin,… remedio, término; y también poner en conocimiento, poner en entredicho, poner a prueba, poner en práctica, etc.

Fuente: Real Academia Española. (2009). Nueva gramática de la lengua española. Madrid: Espasa Libros. Volumen II.

Verbos de apoyo I

Verbos de apoyo

En español existen unos verbos excesivamente polisémicos. Los usamos con frecuencia: hacer, haber, tener, ser, etc. El empleo frecuente de esos verbos es una muestra de pobreza léxica y de estilo poco elegante. Conviene usar palabras precisas que expresen mayor riqueza de matices.

Ejemplos de verbos excesivamente polisémicos: 

Hacer un homenaje – tributar un homenaje

Hacer una redacción – redactar una redacción

 

Tiene buena salud – goza de buena salud

Tiene un cargo – desempeña un cargo

 

Haber peligros – acechar peligros

Haber gente en un partido – milita gente en un partido

 

Poner una alfombra – extender una alfombra

Poner una emisora – sintonizar una emisora

Otros verbos excesivamente polisémicos son: ser, decir, dar, echar.

Ahora bien, no hay que confundir los verbos polisémicos con las construcciones con verbos de apoyo, muy usadas en la prensa y por las lenguas especializadas.

Errores ortográficos

Los errores ortográficos pueden resultar muy caros… Lee esto.(in English…)

Vía C4E

«Es por eso» y «es por ti…»

En octubre del 2009 recogíamos una expresión que no es apropiada en castellano. «Es por ti que veo ríos», «Es por eso que…». Pues bien, por circunstancias de la vida, hemos profundizado en el uso de esa expresión. Esa expresión se emplea en enunciados como este: «Por eso fue que lo mataron». En la Nueva gramática de la lengua española se le llama a esa forma construcción de «que galicado». Nada más y nada menos. En esa obra y en el Diccionario panhispánico de dudas consideran más correctas construcciones que evitan el llamado «que galicado». Pero la Real Academia, autora de esas obras, no la considera incorrecta. Además, informa de que es un uso propio del español de América.

El DPD dice:

1.5. Cuando el antecedente lleva preposición, en el habla coloquial se tiende a suprimir la mención de esa misma preposición delante del relativo: En la ciudad que vivo hay mucha contaminación; Del tema que hablamos ayer no me quedó clara una cosa; en el habla esmerada debe repetirse la preposición: En la ciudad en (la) que vivo…Del tema de(l) que hablamos… En el español de América y, en España, entre hablantes catalanes, esta supresión es frecuente en las oraciones enfáticas de relativo con el verbo ser, igual que ocurre en francés, razón por la cual algunos tratadistas han denominado «que galicado» a este fenómeno«Fue por eso que recurrí a una gran amiga de ella» (País [Col.] 19.5.97); «Con este convencimiento fue que […] se generó un nuevo concepto de construcción industrial»(Hoy [Chile] 7-13.7.97). La construcción considerada más correcta exige, en estos casos, repetir la preposición ante el relativo, y que este lleve artículo: Fue por eso por lo que…, Con este convencimiento fuecon el que… Esta construcción galicada es bastante frecuente cuando el antecedente del relativo es un adverbio de lugar, de tiempo o de modo: «Es allí que organizan y entrenan a estos grupos contrarrevolucionarios» (NHerald [EE. UU.] 28.7.97); «Fue entonces que noté, por el ardor, que tenía mordeduras en el dedo medio de la mano derecha» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]); «Fue así que el almuerzo dominical terminó centrándose en el “caldu maní”, sopa de refinada sustancia» (Tiempos [Bol.] 9.3.97). En todos estos casos es preferible emplear el adverbio relativo correspondiente: Es allí donde…, Fueentonces cuando…, Fue así como… Similares a este tipo de construcciones son las interrogativas perifrásticas con ser encabezadas por un adverbio interrogativo, habituales en América y, en España, entre hablantes catalanes, en las cuales que funciona a modo de conjunción: «¿Dónde fue que lo vio?» (Marsé Embrujo [Esp. 1993]); «¿Cuándo fue que usted estudió a Marx?» (Soriano León [Arg. 1986]); «¿Cómo fue que comenzó esta historia?» (Universal [Ven.] 8.9.96). Es preferible, en estos casos, el uso de interrogativas no perifrásticas:¿Dónde lo vio?; ¿Cuándo estudió usted a Marx?; ¿Cómo comenzó esta historia?

Y en la Nueva gramática (versión Manual) se afirma lo siguiente:

40.5.4 Copulativas de que galicado
Se llaman CONSTRUCCIONES DE QUE GALICADO las copulativas enfáticas que se forman con el verbo ser, un segmento focalizado y la partícula que, como en Fue por eso que lo mataron. Se discute si esta partícula es conjunción subordinante o relativo, pero parece predominar la primera de las dos interpretaciones. De hecho, si bien podría alternar que con el relativo cuando en pares como Fue entonces {que ~ cuando} ocurrió, no existen relativos causales que pudieran sustituir a que en el ejemplo propuesto Fue por eso que lo mataron (cf. por lo que, con grupo preposicional relativo). Las construcciones de que galicado son características del español americano, en el que se documentan en todos los registros. Admiten solo dos variantes, según el foco preceda o siga a la cópula. El orden «foco – cópula» (Así fue que ocurrió) es algo menos frecuente que el orden «cópula – foco» (Fue así que ocurrió), pero ambos se  registran ampliamente, tanto en la lengua oral como en la escrita. No aparecen otros órdenes en estas estructuras. Las construcciones con que galicado tienen como focos a adverbios o grupos adverbiales y preposicionales. Solo excepcionalmente se construyen con focos nominales, como en ¿Quién es que llama? o en Ellos fue que me mandaron para acá. Estas últimas construcciones no son propias de la lengua culta, a diferencia de las que se forman con otros grupos sintácticos.


visits

  • 977.047 hits

categorías

Twitter profile