Archive for the 'gramática' Category

Debate (discussion) entre Ignacio Bosque y Raffaele Simone sobre Lingüística (60′) 19/11/2015 sexismo, correción y gramaticalidad. MUY sugerente Vía @FundacionBBVA

Debate Fundación BBVA Ignacio Bosque en conversación con Raffaele Simone

Un debate sugerente sobre Lingüística. Hay auténtico debate (‘discussion’) entre los dos.

(0′-12′)

¿Es sexista la lengua?

(12′- 22′)

El trabajo variadísimo del lingüista. El diccionario «Redes»

El lenguaje es un sistema, no es un conjunto de frases… El corpus de textos es un instrumento. «La lengua no te regala nada, te lo cobra todo».

(22′-30′)

(Discrepancia) El hecho lingüístico. ¿Nos centramos en la observación y descripción (correcto/incorrecto) o en la experimentación (gramatical/agramatical).

(30′-57′)

El estudio de internet (la red) como norma. ¿Es internet una oportunidad o un problema?

Sus obras: diccionarios, etc.

(57′-63′)

Otras consideraciones sobre el lenguaje y el mundo 3: juicios de valor.

«La lengua es una pantera olorosa», Dante,» De vulgari elocuentiae».

Anuncio publicitario

To write well, according to Jeff Bezos via @ Inc.

In it, Bezos explains that those working to master tough skills like writing need to do two things.

First, they need to recognize excellence when they see it. If you want to be great at business writing, you need to know what great business writing looks like. This is where both lots of reading and conventional advice on grammar and phrasing come in handy. 

But you need a second, even more essential ingredient too. «Often when a memo isn’t great, it’s not the writer’s inability to recognize the high standard,» Bezos explains. Instead, the problem is «a wrong expectation on scope: they mistakenly believe a high-standards, six-page memo can be written in one or two days or even a few hours, when really it might take a week or more.»

https://www.inc.com/jessica-stillman/jeff-bezos-writing-scheduling-productivity.html

El peculiar esquema de negación del español. vía @RAEinforma

¿Por qué decimos en español “Jamás lo haré” y, si el adverbio “jamás” se sitúa detrás del verbo, aparece el adverbio “no”: “No lo haré jamás”.

la Real Academia Española lo explica con claridad:


“En español existe un esquema particular de negación, que permite combinar el adverbio no con la presencia de otros elementos que tienen también sentido negativo.

Los adverbios nunca, jamás, tampoco, los indefinidos nadie, nada, ninguno, la locución en la/mi/tu/su vida y los grupos que contienen la palabra ni aparecen siempre en oraciones de sentido negativo. Si estos elementos van antepuestos al verbo, este no va acompañado del adverbio de negación no: Nunca voy al teatro; Él tampoco está de acuerdo; Jamás lo haré; Nadie lo sabe; Nada de lo que dice tiene sentido; Ninguno de ellos es actor; En su vida lo conseguirá; Ni su padre lo perdonaría. Pero si van pospuestos al verbo, este debe ir necesariamente precedido del adverbio no: No voy nunca al teatro; Él no está de acuerdo tampocoNo lo haré jamásNo lo sabe nadieNo tiene sentido nada de lo que dice; No es actor ninguno de ellos; No lo conseguirá en su vida; No lo perdonaría ni su padre. La concurrencia de esas dos «negaciones» no anula el sentido negativo del enunciado, sino que lo refuerza.”.

Conferencia de I. Bosque sobre la enseñanza de la gramática (13/02/2020). Esquema del contenido. (Gracias a @m_horno por organizarla)

Conferencia de Ignacio Bosque en la Universidad de Zaragoza (profesora Mamen Horno) (13 febrero 2020)

(desde minuto 5′ hasta 52′)

 

«Estrategias y malentendidos en la enseñanza de la gramática»

Esquema sintético de la conferencia (por si resulta útil al lector del blog).

Malentendidos:

1. El uso (de la lengua) frente al conocimiento.

Cita de Ivonne Bordelois (escritora y lingüista argentina):

«El lenguaje no está para ser usado. No usamos la respiración, no usamos la circulación de la sangre. Tampoco usamos el lenguaje. El lenguaje está para ser incorporado, para ser vivido, para ser escuchado».

2. El afán nominalista.

3. Pretensión de exhaustividad.

Estrategias:

  1. Eduquemos la capacidad de observación.
  2. Hagamos que los estudiantes propongan ejemplos, busquen contextos y sugieran explicaciones (Que la lengua salga de ellos). Bosque propuso el ejercicio del «análisis inverso».
  3. Favorezcamos la actitud integradora, en lugar de la actitud reglamentista.

«El análisis del significado de una frase es parte esencial del análisis gramatical»

(Ignacio Bosque)

Conclusión:

«Necesitamos potenciar en los profesores el entrenamiento necesario para observar, para percibir matices, para relacionar las formas con los significados, para formular preguntas nuevas, para sorprenderse ante lo cotidiano» (I. Bosque)

Correcciones de los errores en letras de canciones por españolas Vía @el_pais

Después de leer los versos de las canciones con pequeños errores, ofrecemos las correcciones:

Mecano, La fuerza del destino, 1988: “Tú contestaste que no”.

 

Manolo García, Sobre el oscuro abismo en que te meces, 1998: “Abismo en que me mezo

 

Santi Balbes, La niña imantada, 2007: “Como si anduviera en espiral”.

 

Cecilia, Un ramito de violetas, 1975: “¿Quién le escribía versos? Dime quién era / ¿Quién le mandaba flores por primavera?”.

 

Andy y Lucas, De qué me vale, 2007: “Su amor no lo tengo”.

 

Miguel Ríos, El rock de la cárcel, 1970: “Todo el mundo corrió a bailar”.

 

Antonio Orozco, Devuélveme la vida, 2001: “Te pido perdón a sabiendas de que no lo concedas”.

 

Revólver, Besaré el suelo, 1997: “Cuantos más frutos consigo, más cerca estoy de perder”.

 

Melendi, Cenizas en la eternidad, 2014: “Sois vosotros en quienes pienso”.

Pequeños errores en letras de canciones por españolas Vía @el_pais

Identifica los errores gramaticales en estas canciones clásicas del pop español (Descubiertos en esta página):

 

Mecano, La fuerza del destino, 1988: “Tú contestastes que no”.

 

Manolo García, Sobre el oscuro abismo en que te meces, 1998: “Abismo en que me mezco”

 

Santi Balbes, La niña imantada, 2007: “Como si andara en espiral”.

 

Cecilia, Un ramito de violetas, 1975: “¿Quién la escribía versos? Dime quién era / ¿Quién la mandaba flores por primavera?”.

 

Andy y Lucas, De qué me vale, 2007: “Su amor no le tengo”.

 

Miguel Ríos, El rock de la cárcel, 1970: “Todo el mundo corrieron a bailar”.

 

Antonio Orozco, Devuélveme la vida, 2001: “Te pido perdón a sabiendas que no los concedas”.

 

Revólver, Besaré el suelo, 1997: “Contra más frutos consigo, más cerca estoy de perder”.

 

Melendi, Cenizas en la eternidad, 2014: “Sois vosotros en quien pienso”.

 

¿Por qué se usa todavía «anduve» y no la forma «andé»? @RAEinforma

Es una cuestión que me rondaba hace meses. Tuve la oportunidad de preguntar a la Real Academia de la Lengua. Os dejo con la atinada respuesta:

El pretérito perfecto simple del verbo andar, como el de estar o tener, sigue en su formación el modelo de haber, cuya primera persona en el castellano medieval es ove (lat. HABUI > /aubi/ > ove med.`] > hube [esp. moderno]). Así, por analogía con el paradigma de haber, se crearon las formas no etimológicas estove, tove y andove. Junto a andove(que daría posteriormente anduve), en la Edad Media se registran formas como andude, analógica con pude, o como andide, además del perfecto regular, propio de los verbos en -ar, andé. Aunque muchos verbos sustituyeron sus conjugaciones medievales irregulares por conjugaciones regulares, algunos de los verbos más usados, entre ellos tener, estarandar conservaron el modelo de haber y sus formas irregulares tuve, estuve y anduve respectivamente.

Por lo que respecta a la situación normativa en la actualidad, lo cierto es que la tendencia a la regularización de este verbo parece haber ganado terreno en la lengua poco formal de determinadas zonas hispanohablantes, lo que ha hecho que algunos de estos hablantes sugirieran una revisión de la norma tradicional. Sin embargo, cabe señalar que la norma que difunde la Real Academia es la que emana del uso culto general. Tal y como usted mismo puede comprobar, en nuestro corpus actual (accesible en nuestra página electrónica: www.rae.es > Real Academia Española > Banco de datos > CREA) las formas regularizantes se documentan en una proporción muy inferior a las irregulares, motivo por el que estas últimas se consideran las únicas normativamente recomendables en la lengua esmerada. Por ejemplo, para la tercera persona del singular del pretérito perfecto simple se documenta anduvo en un 99% de los casos, frente a un 1% de Äandó; la forma Äandé, por su parte, no se documenta en absoluto. Para el resto de las formas regulares, la documentación en ningún caso supera el 10%.

7 errores gramaticales

comunes que conviene enviar… (Aquí)

¿A pesar de que qué?

a pesar de que, no a pesar que

La fundéu nos recuerda que:

A pesar de que, manteniendo la preposición de, es la forma adecuada de escribir esta expresión en español; la variante a pesar que es inapropiada por tratarse de un queísmo, tal y como señala el Diccionario panhispánico de dudas.

Así, frases como:
«A pesar que no milita en ningún partido, suele tener cargos de importancia» lo apropiado hubiera sido escribir
«A pesar de que no milita en ningún partido…».

Asimismo se recuerda que tampoco se suprime la preposición de en construcciones como a fin de que, a condición de que o en caso de que.

Más información sobre el fenómeno aquí.

¿Cuanto menos o cuando menos?


visits

  • 977.046 hits

categorías

Twitter profile