Queísmo

Dos fenómenos lingüísticos erróneos cuyo frecuencia aumenta son el queísmo y el dequeísmo.

Hoy solo trataremos del queísmo.

Ese fenómeno sucede cuando usamos, por ejemplo, el verbo confiar, cuando significa ‘tener confianza en alguien o algo’ sin la preposición en. Y el verbo tener en ‘tener la esperanza firme de que algo suceda’, sin la preposición de.

La fundéu nos recuerda que son, por lo tanto, construcciones impropias las siguientes, aparecidas en varios medios de comunicación:
«UGT confía que la reunión con el ministro sirva “para encontrar una solución”», «EE. UU. confía que los nexos de Ecuador con Irán no dañen la relación», «José Soto confía que Alianza Lima derrotará a Melgar en Matute».

En los tres ejemplos lo adecuado habría sido decir confía en que.

Para más información, consulta el siguiente artículo.

0 Responses to “Queísmo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




visits

  • 225,458 hits

categorías

Twitter profile


A %d blogueros les gusta esto: