El leísmo viaja en tren

Dos veces he viajado en los nuevos trenes primos hermanos del AVE. Y en las dos ocasiones, he oído un leísmo flagrante que se ha colado por la megafonía.

“Señoras y señores, bienvenidos a… Les rogamos que bajen el volumen de los móviles, utilizándoles sólo en la plataforma…”

El pronombre acertado es “utilizándolos…”. ¿Por qué? Pues ahí va el “rollo” gramatical que lo explica.

En algunas zonas de España se emplean mal los pronombre personales átonos le, la, lo. Así se dice erróneamente: *La di un empujón (en referencia a una mujer) o: *Lo di un empujón (si se refiere a u hombre). De este error han surgido esas denominaciones.

Lo y la ejercen la función de complemento directo, y le, de complemento indirecto. Por eso no puede decirse *cuando LA veo ese peinado para decir cuando veo ese peinado a María. Lo correcto es emplear el pronombre LE, porque a María ejerce la función de complemento indirecto. Tampoco puede decirse *LO di un empujón para decir Di un empujón a Juan. Lo correcto es usar el pronombre LO para referirse a un empujón y LE para referirse a Juan. Porque el complemento directo de dar es el empujón (lo) y el complemento indirecto es a Juan (le).

Sí que se admite el uso del pronombre LE en un caso. En la frase yo conocí a Segismundo, se puede cambiar el nombre Segismundo por el pronombre Lo o Le. Así: yo lo conocí o yo le conocí. Por tanto, LE puede usarse como pronombre CD de persona masculina, singular o plural. ¿Por qué sucede esto? En castellano, cuando el complemento directo es persona o cosa personificada, lleva la preposición A; no la lleva en los demás casos. Decimos: quiero a Pedro y no quiero Pedro. En cambio, escribimos. quiero pan y no decimos: *quiero a pan. He aquí el origen de la confusión. Al llevar la persona complemento directo la preposición A, parece como si fuera complemento indirecto. Por ello, al usar el pronombre personal, se dice LE, cuando debería ser LO. Es frecuente oír: yo conocí a Juan o yo LE conocí, cuando se podría decir: yo LO conocí. Está permitido, pues, usar LE para sustituir a un nombre que ejerce la función de complemento directo en una oración.

Leísmo: uso incorrecto de LE, LES para el CD(femenino): *Yo le vi (para referirse a una chica)

Laísmo: uso incorrecto de LA, LAS para el CI: *La di a tu hermana el jarrón

Loísmo: uso incorrecto de LO, LOS para el CI: *Lo di a tu hermano el jarrón

0 Responses to “El leísmo viaja en tren”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




visits

  • 226,736 hits

categorías

Twitter profile


A %d blogueros les gusta esto: