Delibes

(imagen de Nuestro Tiempo)

Leí este artículo sobre Delibes. Lo escribió un periodista que lo conoció y trató. Es un acertado testimonio de cómo era ese gran novelista.

Os dejo con el principio:

En el verano de 1981, durante una guardia, se agotaron las provisiones de lectura que me había llevado al servicio militar. Como no podía salir del cuartel, me fui poco esperanzado a la biblioteca de tropa. Se llamaba así, aunque era la única que había. Regresé al plácido despacho de oficial de guardia con El camino de Miguel Delibes. Se trataba de la edición en pastas duras de Áncora y Delfín y fue un hallazgo. A Delibes lo había conocido en el libro de literatura de sexto de bachillerato. Venía en letra pequeña, pero con foto, en la breve sección dedicada a la literatura española contemporánea. Recuerdo que, aunque los autores destacaban especialmente La sombra del ciprés es alargada (1947), el profesor nos hizo leer Las ratas (1962). Me pareció un libro dolorosamente sórdido e innecesario. No entendí por qué alguien podía empeñarse en imaginar y escribir una historia como la del Nini. Años después, no sólo lo comprendí, sino que Las ratas se convirtió en una de mis novelas favoritas.

Podéis leerlo completo aquí.

0 Responses to “Delibes”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




visits

  • 225,833 hits

categorías

Twitter profile


A %d blogueros les gusta esto: