Churras con merinas

La defensora del lector de La Vanguardia recogía en su columna semanal un error cometido en un reportaje del suplemento Es del sábado 4 de julio de 2009.

En el reportaje titulado “No pienses tanto” se empleaba mal una expresión castellana: “mezclar churras con merinas“.

¿Qué decía el texto? Nada más y nada menos que esto:

“Todo parece indicar que no es demasiado bueno pensar o ¿no hay para tanto? o incluso ¿es bueno pensar? Mente, corazón, pensar, sentir, conocimiento… ¿o se está mezclando *churros con meninas? En definitiva, ¿hay que ejercitar el pensar o no?”, La Vanguardia, Suplemento Es, 4 de julio de 2009, p. 34.

La expresión correcta es: “no mezclar churras con merinas“.

¿Cuál es el origen de la expresión?

Las “churras” y las “meninas” son dos clases de ovejas. En esta página lo aprenderás en qué se diferencian.  Y el significado de la expresión es este: no confundir cosas diferentes.

Anuncios

1 Response to “Churras con merinas”


  1. 1 Deprisa 28 julio 2009 en 16:15

    ¿Churros con meninas? xDDD

    No sé de donde habrá sacado esa modificación pero tiene su gracia. Que un periodista cometa errores garrafales de este tipo tiene narices. En fin.

    Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




visits

  • 278,480 hits

categorías

Twitter profile


A %d blogueros les gusta esto: