“tema” y “lo que es”

La_llum_5

El cáustico Quim Monzó, cuyo estilo no me desagrada, escribió un acertado artículo en el que criticaba dos expresiones que en el 2000 ya estaban de moda, y aún coletean: “tema” y “lo que es”.

Copio aquí el artículo porque no tiene desperdicio.

El tema del tema

Este fin de semana, justo cuando empezó a quedar claro que el efecto 2000 había sido un camelo, oí a Xavier Pomés, consejero de Interior, explicando por la radio que no había problemas.

Mejor dicho: lo que sería este fin de semana, justo cuando empezó a quedar claro que el tema efecto 2000 había sido un camelo, oí a Xavier Pomés, consejero de Interior, explicando por lo que sería la radio que el tema efecto 2000 no había comportado lo que serían problemas. Ahí fue cuando me percaté de que también él es un temático, uno de esos que se pirran por el tema del tema. Me refiero a lo que son esas personas que no hablan de transportes, de medios de comunicación o de peras limoneras, sino del tema transportes, del tema medios de comunicación y del tema peras limoneras. Se han dado cuenta de que los sustantivo s no tienen por qué ir por ahí sueltos, pobrecitos, sin que la palabra «tema» los preceda para otear el tema enemigos en lo que sería el horizonte. Si, por ejemplo, dijesen: «Hay que debatir el horario nocturno del metro» se sentirían inseguros, como si les faltase algo. Por eso dicen: «Hay que debatir el tema del horario nocturno del metro.» ¿Qué importa que lo que es la palabra «tema» no sólo no pinte absolutamente nada sino que haga farragoso lo que es el texto? A ellos les parece que da al tema charleta un aire prosopopéyico yeso es lo que importa.

Como todos los temáticos, además de anteponer la palabra «tema» a cada sustantivo a su alcance, Xavier Pomés trufa lo que sería su discurso con otra de las muletillas que estos últimos tiempos no puede faltar en el tema oral: las formaciones tipo «lo que es» o «lo que sería». Muchos periodistas, sobre todo de radio y de televisión, tienen especial querencia a lo que sería el cóctel resultante de unir lo que son ambas muletillas. Así se consiguen maravillas como «Lo que sería el tema fichajes queda definitivamente aplazado hasta el fin de temporada». O, aún mejor, « … hasta el fin de lo que es la temporada».

Salvo excepciones, los políticos también se pasan el día con el tema en la boca. Por ello no me sorprendió la adscripción del consejero Pomés a la peña temática. En lo que es nuestro país, está archidemostrado que para ser consejero no es necesario ningún dominio especial del tema léxico ni del tema sintáctico, y para muestra un Vilajoana, que es consejero del tema cultural. En lo que es Gran Bretaña o Francia, a nivel de tema ministerial son inimaginables ministros que cayesen en lo que serían cliché s y muletillas de ese calibre, y menos con la ligereza y asiduidad con las que caen lo que serían los nuestros. Pero, claro, el tema respeto por lo que es el tema lengua es sagrado en lo que serían aquellos países, en los que abunda lo que es la convicción de que los cargos públicos deben dar lo que sería ejemplo y, por lo tanto, no pueden serlo si al abrir la boca demuestran, en lo que es el tema expresión verbal, un nivel propio de lo que sería un estudiante de ESO si no fuese que, en el tema estudiantes, lo que es la exigencia del tema expresión verbal está por lo que serían los suelos.

QM, LV, 5 ene 2000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




visits

  • 225,381 hits

categorías

Twitter profile


A %d blogueros les gusta esto: