Sofismas (o falacias) del monólogo (furioso) de Infantino (19-nov-2022) #QatarWorldCup2022

El sofisma es un argumento que parece concluir la verdad, pero que es erróneo. También se le denomina falacia y paralogismo. Según esta definición, concurren dos elementos (Sanguineti, 1982):

a) Una verdad aparente, que ofrece cierta capacidad de convencer y que puede confundir al incauto.

b) Un error oculto, el elemento desordenado del raciocinio que mueve a obtener una conclusión falsa. El error puede consistir en una ambigüedad, pasar de lo accidental a lo sustancial, de lo particular a lo general, etc.

Incluyo la noticia publicada en El Mundo,  el 19 de noviembre de 2022, sobre las palabras del presidente de la FIFA, a raíz de las críticas recibidas por haber elegido un país que no respeta muchos derechos humanos y en el que parece que han fallecido unos 6.500 obreros en condiciones infrahumanas, según CNN.

He añadido los sofismas o falacias que emplea Infantino y el jefe de comunicación de la FIFA, en la noticia:

La inesperada furia de Infantino en Doha: «Las críticas son hipócritas»

Eran las 11.00 horas en el colosal Centro Nacional de Convenciones de Doha cuando Gianni Infantino, presidente de la FIFA, asomó por el atril del gigantesco salón, se acercó al micrófono y comenzó a disparar. Lo hizo apenas 24 horas del partido inaugural (Qatar-Ecuador), con un puñado de respuestas y reflexiones para dar réplica a la avalancha de críticas recibidas por la celebración en Qatar de este Mundial.

Sofisma o falacia: pista falsa, non sequitur e inversión del sofisma ad hominem,

«Hoy me siento qatarí, hoy me siento árabe, hoy me siento africano, hoy me siento gay, hoy me siento discapacitado, hoy me siento trabajador migrante«, arrancó con semblante serio el máximo dirigente de la FIFA, delante de unos 400 periodistas de todos los países.

Sofisma o falacia: victimismo.

Fue el inicio de un discurso duro, que traía limpio en su cabeza. «Me recuerda a mi historia personal porque soy hijo de trabajadores migrantes. Sé lo que quiere decir ser discriminado, ser acosado como extranjero. Como niño que fui discriminado porque era pelirrojo, porque tenía pecas y hablaba mal el alemán», proseguía con su espinoso monólogo.

Sofisma o falacia: descalificar la fuente.

Los ojos del planeta reposarán durante un mes en este rincón del planeta, bajo sospecha por esa carrera contrarreloj hacia este 2022 que ha dejado, según numerosos informes, miles de obreros migrantes fallecidos en las obras de estadios e infraestructuras. «Las críticas por el Mundial son hipócritas. Por lo que los europeos hemos hecho durante los últimos 3.000 años, deberíamos estar pidiendo perdón los próximos 3.000 antes de dar lecciones de moral a otros. Estas lecciones de moral son pura hipocresía», lanzaba con contundencia.

Sofisma o falacia: ex silentio.

Y añadía: «Entre las grandes empresas que ganan miles de millones en Qatar, ¿cuántas se han preocupado por la suerte de los trabajadores migrantes? Ninguna, porque un cambio en la legislación significa menos ingresos. Nosotros lo hicimos. ¿Por qué nadie nos lo reconoce?».

A pesar de que la homosexualidades ilegal en Qatar, la propia organización del campeonato ha tratado de suavizar la situación para que no haya problemas durante el evento. «Todo el mundo será bienvenido. Si alguien dice lo contrario, no es la opinión del país ni de la FIFA», explicaba Infantino, que reconoció las garantías de las autoridades locales al respecto.

Lógicamente, también estuvo sobre la mesa el tema del alcohol. Concretamente, el de la reciente prohibición de su consumo en los aledaños de los estadios. «Pienso personalmente que se puede sobrevivir tres horas sin beber cerveza, algo que ya ocurre en muchos otros países como Francia, España o Escocia«, reconoció.

Fue una mañana de furia en el despampanante centro de prensa de Doha. Allí, un día antes del arranque del campeonato, Infantino, ante la sorpresa general, alzó su voz. Lo hizo para sacar la cara por el Mundial más en entredicho de la Historia.

Después de Infantino, tomó la palabra el jefe de comunicación de la FIFA, Bryan Swanson, para declarar su homosexualidad en medio de un alegato en defensa de Infantino, víctima, según él, de «críticas» venidas «en especial de la comunidad LGBTQ+».

«Querría decir algo aprovechando esta plataforma. Yo estoy aquí sentado, en Qatar, en una posición privilegiada, delante del mundo entero, como persona gay», aseguró el escocés, quien garantizó que todos los visitantes, sea cual sea su orientación sexual, serán «bienvenidos».

«Hemos recibido garantías sobre el hecho de que todo el mundo será bienvenido y creo que todo el mundo será bienvenido en esta Copa del Mundo», continuó.

Los organizadores qataríes han asegurado que los miembros de la comunidad LGBTQ+ serán acogidos sin discriminación, a pesar de las leyes que criminalizan la homosexualidad y las relaciones sexuales fuera del matrimonio. Una garantía reforzada el sábado por Gianni Infantino.

Sofisma o falacia: ad misericordiam.

«No porque Gianni no sea gay quiere decir que no se preocupe por este asunto», le defendió Bryan Swanson, ex reportero estrella de Sky Sports convertido desde agosto de 2021 en el director de comunicación de la FIFA. «He reflexionado mucho tiempo sobre formar parte de esto o no», dijo. «En la FIFA, nos preocupamos por todo el mundo. Somos una organización inclusiva. Tengo un cierto número de compañeros gays. Soy plenamente consciente del debate. Pero sé también por lo que luchamos nosotros«.

Referencias:

Sanguineti, Juan José (1982). Lógica. EUNSA, pp. 137-142.

Anuncio publicitario

«The rule is, first think, and then write…»by St JHN #lenguajejurídico #LanguageandLaw

“O! Black, it is quite ludicrous» … breaks in Mr. {361} Brown;—this Mr. Brown must be a very good-tempered man, or he would not bear so much:—this is my remark, not Mr. Black’s, who will not be interrupted, but only raises his voice: «Now, I know how this Theme was written,» he says, «first one sentence, and then your boy sat thinking, and devouring the end of his pen; presently down went the second, and so on. The rule is, first think, and then write: don’t write when you have nothing to say; or, if you do, you will make a mess of it. A thoughtful youth may deliver himself clumsily, he may set down little; but depend upon it, his half sentences will be worth more than the folio sheet of another boy, and an experienced examiner will see it.

St John Henry Newman, The idea of University,, 1857

From here.

El gerundio en las resoluciones judiciales ( y las comas). Un ejemplo… #escritura legal #lenguajejurídico #lenguajeclaro

Recuerde el lector que:

«La función judicial de resolución de conflictos jurídicos y tutela de los derechos de las personas, en el marco de un Estado de Derecho, encierra un enjuiciamiento y se plasma en una decisión. Decisión que, como garantía frente al riesgo de arbitrariedad, debe estar motivada. La resolución judicial debe contener no solo la decisión, sino también las razones que la justifican. De hecho,
constituye una de las exigencias constitucionales básicas que las resoluciones judiciales han de estar motivadas, el tribunal ha de expresar las razones por las que concluye esa decisión. Ordinariamente, y salvo excepciones, la resolución judicial se ha de plasmar por escrito, por lo que una parte sustancial del trabajo del juez consiste en redactar sus sentencias y demás resoluciones». (p. 434 de este artículo).

Para redactar bien una resolución es necesario conocer y tener presentes unas reglas y unos saberes. Hoy nos centraremos en un verbo y en el uso de las comas.

Uno de los verbos usados con frecuencia en las sentencias es el gerundio. A menudo se emplea de forma incorrecta.

«Conviene tener presente el uso correcto del gerundio. Esta forma expresa generalmente una acción simultánea o anterior a la del verbo principal» (p. 443 de este artículo).

En este fragmento de una sentencia del TS se usa correctamente. Observe el lector el empleo correcto de las diversas comas:

«Otra línea argumental que despliega el recurso, a veces olvidando que se dirige frente a la sentencia y adoptando más bien una posición similar a la de la contestación a la demanda, va dirigida a evidenciar que el convenio colectivo contiene unas remuneraciones anuales, calculadas sin que en las vacaciones se perciban los tres conceptos reclamados; por lo tanto, si hubiera que aumentar esa remuneración se rompería el equilibrio interno del convenio y a fin de evitarlo habría que proceder a la compensación y absorción, con lo que todo quedaría igual aunque alterando las fechas de pago.


Se trata de un razonamiento que colisiona frontalmente con cuanto significa que las vacaciones sean retribuidas. La doctrina que hemos expuesto detalladamente insiste en que durante la vacación ha de situarse a la persona que la disfruta, en términos salariales, como si estuviera desempeñando su actividad.

Desde luego, en la medida en que el convenio colectivo ha omitido el abono de la remuneración normal o media a quien está de vacaciones, hay que corregirlo interpretativamente para acompasar sus previsiones a la legislación de rango superior, sin que ello esté supeditado a una eventual recomposición del equilibrio interno. Así lo exige el principio de jerarquía normativa ( art. 9.3 CE ; art. 85.1 y concordantes ET ), sin que por ello padezca su fuerza vinculante ( art. 37.2 CE )».

De la sentencia 1622/2019, fundamentos de derecho (número 4).

Para juristas. Lección del magistrado Sancho Gargallo. 10 nov 2022. Oficio de juez. “Juzgar con justicia no es tarea fácil”. (Vídeo)👇


.


“Juzgar con justicia no es tarea fácil”. Prudencia e intuición

Sesgos (de alteridad, de anclaje, de afinidad, confirmatorio…).

los sesgos de “Doce hombres sin piedad”.

El prejuicio falso. Motivar. Honradez intelectual. 

0.36’ -1.14’ (vídeo)

Lección pronunciada en el acto de entrega del Doctorado Honoris Causa (Universidad de Zaragoza).

Un informe señala que el 40% de los currículum están escritos con faltas…

El 40% de los currículum vítae que llegan a las empresas incluyen faltas de ortografía y errores de expresión, según una noticia de LV del 2012.

Aunque les encante denominarse CEO, no son más que un director general o un consejero delegado. Más info…

Pues eso.

Director general o consejero delegado son alternativas adecuadas en español para la expresión inglesa chief executive officer, cuya sigla es CEO.

Gracias a la Fundéu. Aquí más info.

El diccionario de la RAE no vuela tan alto. Véase la entrada de «ceo». 🙂

Sobre la escritura de los grados… «El símbolo establecido internacionalmente es °C, que consiste en un pequeño círculo seguido sin espacio de la letra C. Se deja un espacio entre la cifra y el símbolo: 23 °C»… vía Fundéu…

La Fundéu, siempre atenta al uso del español, nos recuerda que unas claves para escribir los grados:

1. Grado Celsius

El nombre, en rigor, es grado Celsius (con el nombre del científico en mayúscula), aunque fuera de contextos técnicos se usa grado centígrado o simplemente grado.

2.  23 °C, con espacio entre la cifra y el símbolo

El símbolo establecido internacionalmente es °C, que consiste en un pequeño círculo seguido sin espacio de la letra CSe deja un espacio entre la cifra y el símbolo23 °C.

En escritos no especializados se usa en ocasiones solo el círculo y en tal caso se escribe pegado al número: 23°. En contextos técnicos, y conforme a las normas internacionales, este símbolo se reserva a los grados de ángulo, que es un valor que también tiene en general, como en «Dio un giro de 180°». 

Por otro lado, en lugar del símbolo también es posible escribir el nombre de este, es decir, 23 grados o 23 grados Celsius.

3. El símbolo incluye un círculo, no una o ni un cero

A menudo se reemplaza el círculo por un cero o por una o, pero no son las grafías adecuadas. Si se optara por la o a causa de limitaciones tipográficas, es preferible no añadir una subraya (no es, por tanto, 23 oC), pero en cualquier caso no se añade un punto.

4. El número y el símbolo no deben quedar en líneas separadas

No debería haber un salto de línea entre el número y el símbolo, para lo cual puede emplearse un espacio de no división u otro recurso ajustado al medio usado.

5. Kelvin, y no grado Kelvin

Ocasionalmente aparece en prensa otra unidad de temperatura llamada kelvin (y no grado Kelvin), de símbolo K (no °K), pero normalmente está limitada a textos científicos.

6. Grado Fahrenheit, símbolo °F

También puede encontrarse el grado Fahrenheit, aunque es una unidad que conviene evitar en países donde no es oficial, por lo que lo recomendable es convertirlo a grado Celsius. Su símbolo es °F.

Estas unidades, tal como explica la Ortografía, están reguladas en el Sistema Internacional de Unidades, que en muchos países se ha incorporado total o parcialmente a su legislación y que tiene como complemento el Sistema Internacional de Magnitudes (ISO 80000).

Nota. Todos los teclados modernos permiten de un modo u otro introducir el símbolo del grado. Así, en Windows se consigue con la combinación Alt + 248, mientras que en MacOS es Opc + May + 8, aunque podría variar según la configuración del teclado. En Linux depende de la distribución concreta. Además, algunos programas definen o permiten definir atajos. Incluso hay fuentes que contienen la combinación °C como un único carácter.

Elon M. ha comprado Twitter por 41.000 millones de euros, no por 41 billones. (Elon Musk strikes deal to buy Twitter for $44bn) ‘billion’ (English): mil millones (Español).

https://www.elmundo.es/economia/empresas/2022/04/14/6257fd4b21efa03e6f8b456f.html

$44bn (bilion) equivalen a 41.000 millones. En inglés ‘billion’ equivale a «mil millones».

En español «billón» significa: «un millón de millones». Lean la entrada del DP de la RAE.

«Stick to your strong arguments, because your arguments don’t add up in the minds of the receiver, they average out.» TED talk (10′) 2019

The counterintuitive way to be more persuasive

What’s the best way to make a good point? Organizational psychologist Niro Sivanathan offers a fascinating lesson on the «dilution effect,» a cognitive quirk that weakens our strongest cases — and reveals why brevity is the true soul of persuasion.

(Niro Sivanathan | TEDxLondonBusinessSchool)

TALK

9:19

Going beyond shopping expeditions, going beyond the evaluation of the scholastic aptitude of others, and beyond evaluating risk in our environment, what this body of research tells us is that in the world of communicating for the purposes of influence, quality trumps quantity. By increasing the number of arguments, you do not strengthen your case, but rather you actively weaken it. Put another way, you cannot increase the quality of an argument by simply increasing the quantity of your argument. The next time you want to speak up in a meeting, speak in favor of a government legislation that you’re deeply passionate about, or simply want to help a friend see the world through a different lens, it is important to note that the delivery of your message is every bit as important as its content.

10:23

Stick to your strong arguments, because your arguments don’t add up in the minds of the receiver, they average out.

100 novelas del siglo XX, seleccionadas por P. de Miguel (NT, 1993).

Adjunto el listado, brevemente comentado, de 100 novelas que elaboró Pedro de Miguel (DEP) para un número de la revista Nuestro Tiempo en 1993.

CIEN NOVELAS DEL SIGLO XX PARA SU BIBLIOTECA
Pedro de Miguel (1956-2007) Nuestro Tiempo, noviembre 1993, pp. 76-82)


«Muchos han sido los intentos de crear la biblioteca ideal, aquella que reúna en sus estantes lo más valioso de la creación literaria de todos los siglos. Desde Borges a Bernard Pivot, las diversas propuestas han venido siempre marcadas, de manera inevitable, por los gustos personales de los seleccionadores. Siguiendo esta pedante tradición, se sugieren aquí cien títulos de otros tantos autores de este siglo que termina.
Se ha procurado eliminar la dificultad que entrañan algunas novelas importantes, optando casi siempre por obras accesibles a un lector culto medio, no por mediocre, sino por no ser especialista en literatura. Se dejan para mejor ocasión las respectivas selecciones de libros de narrativa breve, poesía y ensayo. Para mayor comodidad del lector se señalan las editoriales en las que puede encontrarse cada novela […].
La selección resulta especialmente difícil, ya que se trata de elegir entre toda la literatura publicada, que es toda. Se señalan algunas de las novelas emblemáticas del siglo y otras más recientes, que quizá lleguen a ser también punto de referencia en el futuro».

Literatura española
ALDECOA, Ignacio: El fulgor y la sangre (Planeta). El mejor “realismo social” de mitad de siglo. Para sufridores.
ATXAGA, Bernardo: Obabakoak (Ediciones B). Un paisaje imaginario en el que a uno le gustaría vivir. Para inteligentes.
BAROJA, Pío: Las inquietudes de Shanti Andía (EspasaCalpe). La cara amable y aventurera del escritor vasco. Para descomplicados.
BENET, Juan: Herrumbrosas lanzas (Alfaguara). Una personalísima visión de la guerra civil española. Para barrocos.
CELA, Camilo José: La familia de Pascual Duarte (Destino). Tremendismo tremendo. Para curtidos.
CUNQUEIRO, Álvaro: Las mocedades de Ulises (Destino). Literatura fantástica tamizada por lo gallego. Para imaginativos.
CHACEL, Rosa: La sinrazón (Grupo Libro). Una densa aventura espiritual. Para los más profundos.
DELIBES, Miguel: Las ratas (Destino). La autenticidad del lenguaje al servicio de una dura historia. Para sensibles.
JIMÉNEZ LOZANO, José: El mudejarillo (Anthropos). Magistral perfil de San Juan de la Cruz y su mundo. Para anticonsumistas.
LAFORET, Carmen: Nada (Destino). El desencanto ante la mediocridad. Para espíritus jóvenes.
LANDERO, Luis: Juegos de la edad tardía (Tusquets). Un engaño que se embrolla hasta el sorprendente final. Para tramposos.
MARSÉ, Juan: El embrujo de Shanghai (Plaza & Janés). La mirada de un niño sobre la enfermedad, los viejos maquis y la vida que se abre. Para desengañados.
MENDOZA, Eduardo: La verdad sobre el caso Savolta (Seix Barral). Emblemática novela de los últimos veinte años. Para intrigantes.
MERINO, José María: La orilla oscura (Alfaguara). Las fronteras entre sueño y vigilia, disueltas de una vez por todas. Para soñadores.
PEREZ DE AYALA, Ramón: Tigre Juan (Espasa-Calpe). Novela
intelectual de la mejor calidad. Para introspectivos.

POMBO, Alvaro: Aparición del eterno femenino (Anagrama). La simpática verborrea de un niño casi adolescente. Para habladores.
RODOREDA, Mercé: La plaza del diamante (Edhasa). Inolvidable lucha por la vida. Para ilusionados.
SANCHEZ FERLOSIO, Rafael: Alfanhui (Destino). Lo mejor de la literatura española del siglo: un auténtico milagro. Para todos.
SANCHEZ MAZAS, Rafael: La vida nueva de Pedrito Andía (Planeta). Un amor juvenil, tierno y hondo. Para románticos.
SENDER, Ramón J.: La aventura equinoccial de Lope de Aguirre (Magisterio). La crudeza de vida de un aventurero en estado puro. Para descontentos.
VILLALONGA, Lorenzo: Bearn (Alianza). Perfecta novela decadente. Para nostálgicos.


Literatura francesa
La selección es breve, pero intensa. La ausencia de títulos recientes se debe, en parte, a la escasa atención de nuestros editores hacia los jóvenes novelistas del país vecino.


ALAIN-FOURNIER, Henri: El gran Meaulnes (Ediciones B). Encanto a raudales. Para ingenuos.
DURAS, Margerite: El square (Seix Barral). Maravilla de diálogos. Para paseantes.
GREEN, Julien: Si yo fuera usted (Destino). El eterno deseo de meterse en alma ajena. Para visionarios.
PEREC, George: La vida instrucciones de uso (Anagrama). El bullir interior de un edificio. Para locos por los puzles.
PROUST, Marcel: Jean Santeuil (Alianza). Aperitivo de la posterior obra proustiana. Para lánguidos.
YOURCENAR, Marguerite: Memorias de Adriano (Edhasa). Elegante recreación del esplendor romano. Para clasicones.


Literatura alemana
Predomina en nuestra selección la tendencia hacia la parábola moral, encerrada a menudo en un simbolismo oscuro, pero eficaz.


AUGUSTIN, Ernest: El sueño americano (Seix Barral). Todo lo que cabe segundos antes de morir. Para vertiginosos.

BÖLL, Heinrich: Casa sin amo (Seix Barral). Las huellas de una guerra mundial. Para revisionistas.
HANDKE, Peter: La ausencia (Alianza). Simbólico viaje de extraños compañeros. Para perplejos.
HESSE, Hermann: El juego de los abalorios (Alianza). Densidad sabia. Para pacientes.
HURLIMANN, Thomas: El cenador (Versal). Gatos y tumbas. Para tiernos contenidos.
JUNGER, Ernest: Sobre los acantilados de mármol (Destino). Parábola mundial. Para escudriñadores.
LE FORT, Gertrud von: La corona de los ángeles (Destino). Conflicto entre amor y fe. Para dubitativos.
LENZ, Sigfried: Lección de alemán (Debate). Indescriptible obra de arte. Para minuciosos.
LERNET-HOLENIA, Alexander: El barón Bagge (Siruela). Misterioso viaje. Para noctámbulos.
MANN, Thomas: Los Buddenbrook (Plaza & Janés). Saga alemana. Para desocupados.


Literatura italiana
Novela clásica, neorrealista, fantástica…, bajo el signo común de la extraordinaria habilidad italiana para narrar sin despeinarse.


BASSANI, Giorgio: El jardín de los Finzi-Contini (EspasaCalpe). Novelón donde los haya. Para elegantes.
BUZZATI, Dino: El desierto de los tártaros (Debate, Alianza). Enigmática espera. Para kafkianos.
CALVINO, Italo: El vizconde demediado (Siruela). Las ventajas de vivir partido por la mitad. Para fantasiosos.
PIRANDELLO, Luigi: El difunto Matías Pascal (Alianza). La novela de un dramaturgo. Para resucitados.
PRATOLINI, Vasco: Crónica familiar (Debate). Diálogo con el hermano muerto. Para líricos.
SCIASCIA, Leonardo: El día de la lechuza (Alianza). La garra de la mafia. Para justicieros.
TABUCCHI, Antonio: La línea del horizonte (Anagrama). Levedad narrativa. Para posmodernos.

TOMASI DI LAMPEDUSA, Giusepe: El gatopardo (Edhasa). Nobleza obliga. Para aristócratas convencidos.
VITTORINI, Elio. El Simplón guiña un ojo al Frejus (Debate). Desgarrado neorrealismo. Para reivindicativos.


Literatura estadounidense
Los contrastes, la inseguridad, el cosmopolitismo de un país recién nacido hacen brotar la que resulta ser, probablemente, la mejor literatura del siglo. La lista es necesariamente extensa.

BELLOW, Saul: Carpe Diem (Seix-Barral). La vaciedad de la vida moderna. Para gafes.
BRADBURY, Ray: Fahrenheit 451 (Edhasa, Plaza & Janés). Un mundo sin libros. Para revolucionarios.
CAPOTE, Truman: El arpa de la hierba (Anagrama). La decisión de irse a vivir a la copa de un árbol. Para ecologistas de los buenos.
CHANDLER, Raymond: El sueño eterno (Plaza & Janés). Novela negra negrísima. Para los que se hacen los duros.
DOS PASSOS, John: El paralelo 42 (Plaza & Janés). Crónica norteamericana. Para preocupados por el anonimato.
FAULKNER, William: Sartoris (Seix Barral). La decadencia del Sur algodonero. Para selectos.
FITZGERALD, Francis Scott: El gran Gatsby (Alfaguara, Plaza & Janés). La miseria del sueño americano. Para marchosos.
HAMMET, Dashiell: Cosecha roja (Alianza). Más muertos que páginas. Para pistoleros.
HEMINGWAY, Ernest: El viejo y el mar (Planeta). Oceánica fábula. Para relectores.
JAMES, Henry: Otra vuelta de tuerca (Siruela). La mejor última página de la historia de la literatura. Para
escatológicos.
MACCULLERS, Carson: Frankie y la boda (Seix Barral). Encantadora historia. Para los de lágrima fácil.
O’CONNOR, Flannery: Los profetas (Lumen). Impresionante cosmovisión. Para metafísicos.
SALINGER, J. D.: El guardián entre el centeno (Alianza). Adolescentes que escapan. Para graciosos.

SAROYAN, William: La comedia humana (Plaza & Janés). Kilos de ternura. Para bondadosos.
STEINBECK, John: Las uvas de la ira (Cátedra). La dura América. Para críticos.
WELTY, Eudora: Boda en el delta (Planeta). Indagación familiar. Para domésticos.
WHARTON, Edith: La edad de la inocencia (Tusquets). El drama del amor imposible. Para captadores de matices.
WILDER, Thornton: Los idus de marzo (Alianza). Toda la fuerza del mundo romano clásico. Para humanistas.
WOLFE, Tom: La hoguera de las vanidades (Anagrama). América contemporánea. Para los que están al loro.
WOLFE, Thomas: Del tiempo y del río (Montesinos). Interminables digresiones. Para amantes del pedal.


Literatura hispanoamericana
Muchos autores importantes quedan fuera de esta selección, en especial los geniales cuentistas de este siglo. Pero quizá basten los nombres que siguen, como punto de partida para acceder al resto.

BIOY CASARES, Adolfo: El sueño de los héroes (Alianza). Lo más parecido a Borges en novela. Para rompedores.
BRYCE ECHENIQUE, Alfredo: Un mundo para Julius (Plaza & Janés). Microcosmos de la sociedad peruana. Para relajados.
GALLEGOS, Rómulo: Doña Bárbara (Espasa-Calpe). El conflicto entre civilización y barbarie. Para esperanzados.
GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel: El coronel no tiene quien le escriba (Anagrama). Esta carta que nunca llega. Para experimentados.
GÜIRALDES, Ricardo: Don Segundo Sombra (Alianza). La nostalgia de la Pampa. Para amantes de espacios abiertos.
RIVERA, José Eustasio: La Vorágine (Cátedra). La Selva devoradora. Para desarraigados.


Literatura austriaca
Dos autores fundamentales en la literatura contemporánea sirven para representar a este país centroeuropeo, testigo crucial de las últimas paces y guerras.

BROCH, Hermann: La muerte de Virgilio (Alianza). La lenta agonía del poeta. Para farragosos selectos.
ROTH, Joseph: La marcha de Radetzky (Edhasa). La caída de un Imperio. Para trágicos.


Literatura rusa
Mientras esperamos qué puede dar de sí la reciente traducción de autores desconocidos de Occidente, proponemos tres autores seguros, densos, dignos herederos de la gran literatura rusa del siglo pasado.

BULGAKOV, Mikhail: La guardia blanca (Destino). Crítica visión de la revolución rusa. Para coleccionistas de guerras.
PASTERNAK, Boris: Doctor Zhivago (Anagrama). Sopa de amor y comunismo. Para dramáticos.
SOLZHENICIN, Alexander: Pabellón de cáncer (Tusquets). Todo el horror del estalinismo. Para progres ciegos.


Literatura británica
Comparte con la literatura estadounidense el primer lugar en cuanto a densidad de autores fundamentales. Se dan algunas pistas de autores recientes, quizá los más interesantes de los últimos años, al menos para los editores españoles.

CONRAD, Joseph: El corazón de las tinieblas (Alianza). Un viaje hacia el espanto. Para desgarrados.
CRONIN, Archibald Joseph: La ciudadela (Plaza & Janés). Corrupción contra integridad. Para médicos.
CHESTERTON, G.K.: El hombre que fue Jueves (Alianza, Planeta). La lucha contra un enigmático Maligno. Para simbólicos.
GOLDING, William: El señor de las moscas (Alianza). La crueldad infantil encerrada en una isla. Para antropólogos preocupados.
GREENE, Graham: El revés de la trama (Espasa-Calpe). El brillo de la caridad entre tinieblas. Para desesperados.
HUXLEY, Aldous: Un mundo feliz (Plaza & Janés). El futuro programado. Para utópicos.
ISHIGURO, Kazuo: Los restos del día (Anagrama). El corazoncito del mayordomo. Para anglófilos.

KIPLING, Rudyard: Kim (Alianza). Sustituye la lectura del larguísimo Libro de las tierras vírgenes. Para exóticos.
Mc EWAN, Ian: Niños en el tiempo (Anagrama). Magnífica reflexión sobre el nacimiento. Para la nueva sensibilidad.
ORWELL, George: Rebelión en la granja (Destino). Animalitos jugando al simbolismo. Para demócratas convencidos.
RHYS, Jean: Ancho mar de los Sargazos (Anagrama). El brillo de la miseria. Para compasivos.
SACKEVILLE-WEST, Vita: Toda pasión apagada (Alfaguara). La viudez como nueva juventud. Para feministas.
WAUGH, Evelyn: Retorno a Brideshead (Tusquets). No puede no gustar. Para esteticistas en especial.
WOOLF, Virginia: Mrs. Dalloway (Cátedra). Una londinense trajinando. Para pensativos.


Literatura checa
Dos pilares ya míticos de la literatura contemporánea. Leídos a estas alturas quizá se capte mejor el impacto que produjeron y producen.

KAFKA, Franz: América (Alianza). No tan absurdo todo. Para expresionistas.
RILKE, Rainer María: Los cuadernos de Malte Laurids Briggs (Alianza). Enseña a sentir. Para tímidos.

Otras literaturas
Dos daneses, un suizo, dos rumanos, un albanés, un estonio y un chino cierran nuestra selección, representando a literaturas casi desconocidas para nosotros.

BLIXEN-DINESEN, Karen: Lejos de África (Alfaguara). Kenia y su magnetismo. Para admiradores de safaris.
DURRENMATT, Friedrich: La promesa (Caralt). Irreprochable búsqueda de la justicia. Para éticos.
GHEORGHIU, Constantin Virgil: La hora veinticinco (Caralt). La prueba de que en la guerra no hay buenos. Para pacifistas.
HORIA, Vintila: Dios ha nacido en el exilio (Espasa-Calpe). Lo griego escudriñado. Para apátridas.
KADARE, Ismail: El viaje nupcial (Ediciones B). La resurrección es posible. Para tozudos.KROSS, Jaan: El loco del zar (Anagrama). El empeño por decir la verdad. Para irreductibles.
STANGERUP, Erik: El hombre que quería ser culpable (Tusquets). La necesidad de la expiación. Para íntegros.
YAN, Mo: Sorgo rojo (Muchnik). Tormentos chinos. Para no impresionables.


visits

  • 977.046 hits

categorías

Twitter profile