Hispanoamérica, Latinoamérica e Iberoamérica no son sinónimos. Vía @fundeu

Pues eso que esos tres nombres no son sinónimos, según la FUNDEU.

HispanoaméricaIberoamérica Latinoamérica no tienen el mismo significado, como señala el Diccionario panhispánico de dudas, por lo que no es adecuado emplearlos indistintamente.

Hispanoamérica se refiere al ‘conjunto de países americanos de lengua española’, su gentilicio es hispanoamericano y cabe recordar que se refiere a lo relativo a la América española sin incluir lo perteneciente a España.

Latinoamérica engloba ‘el conjunto de países del continente americano en los que se hablan lenguas derivadas del latín (español, portugués y francés)’. La denominación América Latina es igualmente adecuada. Su gentilicio es latinoamericano.

Para referirse exclusivamente a los países de lengua española es más propio usar el término específico Hispanoamérica o, si se incluye Brasil, país de habla portuguesa, el término Iberoamérica.

Por último, se recuerda que el término sudamericano no es correcto cuando se habla de mexicanos, panameños, cubanos, etc., porque no pertenecen al sur de América sino al norte, al centro o a los países del Caribe.

Protocolo general de colaboración para el fomento de un lenguaje jurídico moderno y accesible para la ciudadanía vía @PoderJudicialEs

Reconozco que el título es largo largo. Pero la iniciativa es muy acertada.

Aquí:

Guía de buenas prácticas sobre escritos e informes orales y actuaciones judiciales (2021) Vía @comunicacioicab

Guía de buenas prácticas. Aquí:

“How judges can show respect?” Procedural Justice (TED talk 15′) by @JudgeVPratt Amazing talk! (ideas)

Procedural Justice

Amazing talk by Judge Victoria Pratt. 15′

Ideas scheme:

 “A simple idea is procedural justice and it’s a concept that says that if people perceive they are treated fairly and with dignity and respect, they’ll obey the law”.

Principles

“The first principle is voice. Give people an opportunity to speak, even when you’re not going to let them speak”.

“The next principle is neutrality. When increasing public trust in the justice system, neutrality is paramount. The judge cannot be perceived to be favoring one side over the other”.


“The next principle is understand. It is critical that court participants understand the process, the consequences of the process and what’s expected of them. I like to say that legalese is the language we use to confuse”. 

“The last principle is respect, that without it none of the other principles can work. Now, respect can be as simple as, ‘Good afternoon, sir.’ ‘Good morning, ma’am.’ It’s looking the person in the eye who is standing before you, especially when you’re sentencing them”.

“I am telling you what I have lived, using procedural justice to change the culture at my courthouse and in the courtroom”.

The talk here.

“Las pantallas os devoran; los libros os alimentan” (vídeo 4′). Alegato del ministro Bruno Le Marie. Excelente.

Unos abogados muy valiosos, dicho sea de paso, me han preguntado cuándo se escriben los números con cifras y con palabras… Pues la RAE recomienda…

En el DPD lo siguiente:

1.1. Se escribirán preferentemente con letras:

a) Los números que pueden expresarse en una sola palabra, esto es, del cero al veintinueve, las decenas (treinta, cuarenta, etc.) y las centenas (cien, doscientos, etc.): Me he comprado cinco libros: tres ensayos y dos novelas; Este año tengo cincuenta alumnos en clase; A la boda acudieron trescientos invitados.

b) Los números redondos que pueden expresarse en dos palabras (trescientos mil, dos millones, etc.): Acudieron cien mil personas a la manifestación; Ganó tres millones en un concurso.

c) Los números que se expresan en dos palabras unidas por la conjunción y (hasta noventa y nueve): Mi padre cumplió ochenta y siete años la semana pasada; En la Biblioteca de Palacio hay treinta y cinco manuscritos.

No es recomendable mezclar en un mismo enunciado números escritos con cifras y números escritos con letra; así pues, si algún número perteneciente a las clases antes señaladas forma serie con otros más complejos, es mejor escribirlos todos con cifras: En la Biblioteca de Palacio hay 35 manuscritos y 135 226 volúmenes impresos, 134 de ellos incunables.

d) En textos no técnicos es preferible escribir con letras los números no excesivamente complejos referidos a unidades de medida. En ese caso, no debe usarse el símbolo de la unidad, sino su nombre: Recorrimos a pie los últimos veinte kilómetros (no los últimos veinte km). Cuando se utiliza el símbolo, es obligado escribir el número en cifras.

e) Todos los números aproximados o los usados con intención expresiva: Creo que nació en mil novecientos cincuenta y tantos; Habría unas ciento cincuenta mil personas en la manifestación; ¡Te lo he repetido un millón de veces y no me haces caso!

f) Los números que forman parte de locuciones o frases hechas: No hay duda: es el número uno; Éramos cuatro gatos en la fiesta; Te da lo mismo ocho que ochenta; A mí me pasa tres cuartos de lo mismo.

1.2. Se escribirán con cifras:

a) Los números que exigirían el empleo de cuatro o más palabras en su escritura con letras: En verano la población asciende a 32 423 habitantes (más claro y de comprensión más rápida que treinta y dos mil cuatrocientos veintitrés). En algunos documentos, como cheques bancarios, contratos, letras de cambio, etc., por razones de seguridad, la expresión en cifras va acompañada normalmente de la expresión en palabras: Páguese al portador de este cheque la cantidad de veinticinco mil trescientos treinta y ocho euros.

b) Los números formados por una parte entera y una decimal: El índice de natalidad es de 1,5 (o 1.5, en los países que usan el punto como separador decimal) niños por mujer. También en este caso, en cheques bancarios, contratos, letras de cambio, etc., la expresión numérica suele acompañarse de la expresión lingüística: Páguese al portador de este cheque la cantidad de mil doscientos treinta y cuatro euros con veinticinco céntimos. El sustantivo cuantificado por una expresión numérica decimal, incluso si esta designa cantidad inferior a la unidad, debe ir en plural: 0,5 millones de pesos (y no 0,5 millón de pesos).

c) Los porcentajes superiores a diez: En las últimas elecciones votó el 84% de la población. No debe dejarse espacio de separación entre el número y el signo %. Hasta el diez suele alternar el empleo de cifras o palabras en la indicación de los porcentajes: El 3% (o tres por cientode los encuestados dijo no estar de acuerdo con la medida. El símbolo % debe leerse siempre «por ciento», no «por cien», salvo en el caso del 100%, que puede expresarse en letras de tres modos: cien por cien, cien por ciento o ciento por ciento. No debe usarse el signo % cuando el porcentaje se expresa con palabras (el tres %). Tanto si se escribe con cifras como con palabras, la expresión de los porcentajes debe quedar dentro de la misma línea: 3 / %, tres / por ciento, tres por / ciento.

d) Los números referidos a unidades de medida, cuando van seguidos del símbolo correspondiente: Madrid dista 40 km de Guadalajara; Mañana se alcanzarán los 35 ºC. No se deben escribir en líneas diferentes la cifra y el símbolo: 40 / km, 35 / ºC.

e) Los números seguidos de la abreviatura del concepto que cuantifican: 5 cts. (‘cinco céntimos’), 45 págs. (‘cuarenta y cinco páginas’), 2 vols. (‘dos volúmenes’). No se deben escribir en líneas diferentes el número y la abreviatura: 5 / cts.

f) Los números pospuestos al sustantivo al que se refieren (expresado o no mediante abreviatura), usados para identificar un elemento concreto dentro de una serie: página 3 (o pág. 3), habitación 317 (o hab. 317), número 37 (o núm. 37), tabla 7, gráfico 15, etc.

2. Ortografía de los números escritos con cifras. Para escribir correctamente los números expresados en cifras, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

a) Al escribir números de más de cuatro cifras, se agruparán estas de tres en tres, empezando por la derecha, y separando los grupos por espacios en blanco: 8 327 451 (y no por puntos o comas, como, dependiendo de las zonas, se hacía hasta ahora: 8.327.451; 8,327,451). Los números de cuatro cifras se escriben sin espacios de separación: 2458 (no 2 458). En ningún caso deben repartirse en líneas diferentes las cifras que componen un número: 8 327 / 451.

b) Nunca se escriben con puntos, comas ni blancos de separación los números referidos a años, páginas, versos, portales de vías urbanas, códigos postales, apartados de correos, números de artículos legales, decretos o leyes: año 2001, página 3142, código postal 28357.

c) Para separar la parte entera de la decimal debe usarse la coma, según establece la normativa internacional: El valor de π es 3,1416. No obstante, también se admite el uso anglosajón del punto, extendido en algunos países americanos: El valor de π es 3.1416.

d) Las cantidades que tienen como base un sustantivo de significación numeral como millón, millardo, billón, trillón y cuatrillón, siempre que, al menos, las tres últimas cifras de su escritura en números sean ceros, podrán abreviarse mezclando el uso de cifras y letras en su escritura: 327 millones, 3,6 billones, 2 cuatrillones. Son sustantivos, entre otras cosas, porque si se expresa el elemento que cuantifican, este debe ir precedido de la preposición de: 327 millones de habitantes, 2 millardos de dólares. Este método abreviado no es válido para las cantidades en miles, ya que mil no es un sustantivo (la forma sustantiva es millar), sino que forma parte de adjetivos numerales compuestos de dos palabras, en cuya escritura no deben mezclarse cifras y letras; así, no debe escribirse 154 mil personas o 12 mil millones, por la misma razón que no escribimos 30 y siete ni cincuenta y 4. Debe escribirse 154 000 personas, 12 000 millones (o doce mil millones).

e) En la expresión abreviada de los numerales ordinales, se utilizan cifras seguidas de letras voladas. Como corresponde a las abreviaturas, se escribirá punto entre la cifra y la letra volada: 1.º (primero), 2.ª (segunda), 3.er (tercer).

¿Por qué escribir a mano? (de un artículo de Rubén Amón).

Después de leer y releer el artículo de Rubén Amón, selecciono y copio un párrafo que me ha parecido oportuno.

«Hay razones culturales, simbólicas. Como parece haberlas funcionales. El esmero de la buena letra, dicen algunos expertos, activa las redes neuronales y predispone las relaciones del área motora, visual y cognitiva. La memoria también se enfatiza cuando escribimos a mano, mucho más que en el caso de un SMS. Tomamos conciencia. Damos fe. Y otorgamos a las palabras una dimensión más física».

Rubén Amón, «¿Para qué sirve escribir a mano?», El Confidencial, 27/11/2020.

https://www.elconfidencial.com/cultura/2020-11-27/escribir-mano-caligrafia_2849200/

El peculiar esquema de negación del español. vía @RAEinforma

¿Por qué decimos en español “Jamás lo haré” y, si el adverbio “jamás” se sitúa detrás del verbo, aparece el adverbio “no”: “No lo haré jamás”.

la Real Academia Española lo explica con claridad:


“En español existe un esquema particular de negación, que permite combinar el adverbio no con la presencia de otros elementos que tienen también sentido negativo.

Los adverbios nunca, jamás, tampoco, los indefinidos nadie, nada, ninguno, la locución en la/mi/tu/su vida y los grupos que contienen la palabra ni aparecen siempre en oraciones de sentido negativo. Si estos elementos van antepuestos al verbo, este no va acompañado del adverbio de negación no: Nunca voy al teatro; Él tampoco está de acuerdo; Jamás lo haré; Nadie lo sabe; Nada de lo que dice tiene sentido; Ninguno de ellos es actor; En su vida lo conseguirá; Ni su padre lo perdonaría. Pero si van pospuestos al verbo, este debe ir necesariamente precedido del adverbio no: No voy nunca al teatro; Él no está de acuerdo tampocoNo lo haré jamásNo lo sabe nadieNo tiene sentido nada de lo que dice; No es actor ninguno de ellos; No lo conseguirá en su vida; No lo perdonaría ni su padre. La concurrencia de esas dos «negaciones» no anula el sentido negativo del enunciado, sino que lo refuerza.”.

Una reflexión sobre la escritura

«Escribir bien (…) presupone reflexionar, ser ordenado, claro, poseer capacidad de análisis y de síntesis, usar bien el idioma, dominar (…) el léxico, saber acomodar lo que hay que decir al objetivo y destinatario del discurso».

«Y ello presupone (…) reflexión, silencio, capacidad de aislarse, de desconectarse de la tele, del mp3, del móvil, del videojuego. Ya lo advirtió Pascal: “Si se consigue estar sentado en una silla, en silencio y a solas, en una habitación, es que se ha recibido una buena educación”».

Manuel Casado (2020) Lenguaje, valores y manipulación. Barañáin: Eunsa, p. 39.

Presidential debate: Decoding Trump and Biden’s body language (video, 2′:46”) by @bbc October 22nd 2020

“US President Donald Trump and his White House challenger Joe Biden have taken part in their final live TV debate.

What did their body language reveal, and how well did they get their messages across?”

Vhttps://www.bbc.com/news/av/world-us-canada-54661152ideo


visits

  • 904.262 hits

categorías

Twitter profile