6 Tips for Writing a Persuasive Speech (from Adam Frankel)

6 Tips for Writing… Time  

Jan. 12, 2015

Adam Frankel was Special Assistant and Senior Speechwriter to President Barack Obama.
Obama’s former speechwriter shares tricks of the trade
By far, the best way to learn how to write speeches is to read the great ones, from Pericles’ Funeral Oration, to Dr. King’s Mountaintop speech, to Faulkner’s Nobel acceptance address. But if you’re looking for some quick tips, here are a few things to bear in mind next time you’re asked to give a speech:

1. Write like you talk. There is no First Law of Speechwriting, but if there were, it would probably be something like this: a speech is meant to be spoken, not read. That simple (and obvious) fact has a few important (and less obvious) implications. Use short words. Write short sentences. Avoid awkward constructions that might cause a speaker to stumble. Tip: Read the speech aloud as you’re writing. If you do it enough, you’ll start hearing the words when you type them.

2. Tell a story. I once wrote speeches for a governor whose aide told me: speechwriting is about slinging soundbites together. That approach is a recipe for writing neither good speeches nor good soundbites. Whenever we sat down to discuss a speech for the first time, President Obama would ask us: What’s the story we’re trying to tell? Like any good story, a speech has its own narrative arc. For the President, it’s usually a slow warm-up, a substantive middle, and an inspirational end. That’s his style. Tell your story in whatever way feels natural. Tip: A good story can be a lot more powerful than the most compelling facts and statistics.

3. Structure matters. It’s usually harder to figure out the right structure for a speech – the order of the points to make – than the words themselves. The order of those points matters because an argument that’s clear and logical is more likely to be persuasive. There is a reason that some of America’s greatest speechwriters – from Lincoln to JFK’s speechwriter Ted Sorensen to President Obama himself – studied the law, a profession that values the ability to make a logical argument. Tip: Lists (like this one) are one way to impose a structure on a speech.

4. Be concise. It is said that Woodrow Wilson once gave the following reply to a speaking request: “If you’d like me to speak for five minutes, I’ll need a month to prepare. If you’d like me to speak for 20 minutes, I’ll need two weeks. But if you’d like me to speak for an hour, I’m ready right now.” As Wilson knew, it’s harder to be concise than verbose. But the best way to make a point is concisely, as Churchill did when he announced during a wartime address: “The news from France is very bad.” Next time you think you can’t afford to cut that paragraph you love, remember: the Gettysburg Address, perhaps the greatest speech in American history, is fewer than 300 words. Tip: Challenge yourself to cut as many words as possible from each sentence without losing the line’s meaning.

5. Be authentic. If you’ve ever given a speech, you’ve probably been told, “Just speak from the heart.” It’s not very helpful writing advice, but that doesn’t mean it’s wrong. Once, when we were writing President Obama’s 2008 Democratic Convention address, we got stuck on a certain section of the speech. The President advised us: Think about the moment we’re in, think about what the country is going through, and write something that feels true. It was a helpful reminder to stop focusing on polls and soundbites and simply say something we believed in as simply as we could. Tip: Sharing a personal story can help you find your voice and build a connection with the audience.

6. Don’t just speak – say something. When Michelangelo was tasked with painting the Sistine Chapel, he considered it a thankless job. He would have much rather spent his time sculpting than painting. But he used the occasion to paint perhaps the most revered fresco in history. So, the next time you’re asked to speak, don’t just write a speech, write a great one. A speech’s greatness has as much to do with its values as anything else. No one remembers the speeches of segregationists, though there were no doubt eloquent preachers spewing hate in the days of Jim Crow. No one remembers Hitler’s speeches, though few would dispute his oratorical prowess. Of course, Hitler, like the segregationists, lost. But it’s also because hope will always be more compelling than hate. It’s no accident that the best-known, best-loved speech in history – the Sermon on the Mount – is an articulation of humanity’s highest ideals. Tip: Before sitting down to write, get inspired by reading great speeches from collections like William Safire’s “Lend Me Your Ears.”
Adam Frankel is VP, External Affairs at Andela. Previously, he was Special Assistant and Senior Speechwriter to President Barack Obama.

El uso de las locuciones “contra reloj” y “a contracorriente”

En el Diccionario panhispánico de dudas se nos informa de cómo usar “contrarreloj” y  “contra reloj“:

contrarreloj:

1. Como adjetivo, ‘[carrera, generalmente ciclista] en que los participantes se clasifican según el tiempo que emplean en llegar a la meta’: «La carrera comenzó con una prueba contrarreloj» (NHerald [EE. UU.] 28.7.97). Es invariable en plural: «Sé de ciclistas a los que les sucedió otro tanto, sobre todo en pruebas contrarreloj» (GaSánchez Alpe d’Huez [Esp. 1994]). Se usa frecuentemente como sustantivo femenino y, en ese caso, su plural es contrarrelojes ( plural, 1g): «Fue segundo en las dos contrarrelojes de la Vuelta» (País [Esp.] 9.10.97). Es también admisible, aunque menos recomendable, su escritura en dos palabras: «Jan Ullrich, la gran revelación de la prueba contra reloj» (DYucatán [Méx.] 1.9.96); «En la contra reloj individual el triunfo fue para Carlos Humberto Cabrera» (Tiempo [Col.] 16.5.92).

contra reloj:

2. Mientras que el adjetivo y el sustantivo pueden escribirse en una o en dos palabras, la locución adverbial es contra reloj, escrita siempre en dos palabrasLa carrera se disputó contra reloj. No debe usarse esta locución precedida de la preposición a: a contra reloj. Es frecuente su empleo metafórico con el sentido de ‘con suma urgencia o con un plazo de tiempo perentorio’: «Los cancilleres trabajaban contra reloj para tratar de alcanzar un acuerdo antes del mediodía de hoy» (Clarín [Arg.] 7.10.00).

3. Como locución adjetiva y adverbial, se emplea también, con los sentidos arriba indicados, la expresión contra el reloj: «La victoria contra el reloj de González Linares, en Forest, la patria de Merckx» (GaSánchez Alpe d’Huez[Esp. 1994]); «Los norteamericanos juegan contra el reloj, preocupados por controlar la inmigración y el tráfico de drogas que vienen de la isla» (NHerald[EE. UU.] 9.3.97).

Por su parte, la locución “a contra corriente” y el sustantivo “contracorriente” se emplean así (según la Fundéu):

En la locución a contracorriente se escribe contracorriente junto; mientras que la expresión contra corriente, sin la a antepuesta, se escribe en dos palabras.

Sin embargo, es frecuente encontrar en los medios otras variantes que no son apropiadas: «El inversor que a contra corriente jugó todo su dinero a que el mercado inmobiliario en Estados Unidos colapsaría…» o «La perestroika nada contracorriente».

Contracorriente, escrito en una palabra y sin preposición, es un sustantivo cuyo significado es ‘corriente que fluye en sentido contrario a otra’: «Fueron arrastrados por la contracorriente mar adentro».

Precedido de la preposición a (a contracorriente) funciona como locución adverbial y significa ‘en contra de la corriente’ o ‘en contra de la opinión o la costumbre general’; no es adecuado suprimir la preposición ni emplear en su lugar en. Según el Diccionario panhispánico de dudas, con estos sentidos es también válida la grafía en dos palabras y sin acontra corriente. 

Por tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «El inversor que contra corriente jugó todo su dinero a que el mercado inmobiliario en Estados Unidos colapsaría…» y «La perestroika nada a contracorriente».

¿Cómo asegurarte de que sabes algo de verdad? …

«(…) hasta que uno no se pone a escribir, negro sobre blanco, lo que piensa acerca de un tema, no podrá asegurar qué sabe y qué no sabe, y aún menos será capaz de expresar lo que sabe» (Newman, 2014).

Newman, J. H. (2014). La idea de la Universidad. II. Temas universitarios tratados en lecciones y ensayos ocasionales. Madrid: Ediciones Encuentro, pp. 195-196. Introducción, traducción y notas de Víctor García Ruiz.

Al leer algunos escritos jurídicos, propongo estudiar Informe del lenguaje jurídico… @emontoliod fue una de sus autoras

En la web del Ministerio de Justicia se ofrece el excelente informe para modernizar el lenguaje jurídico, presentado en septiembre de 2011.

El informe contiene recomendaciones sobre corrección lingüística y ofrece una guía de ejemplos para mejorar la redacción de los escritos jurídicos. En él se reconoce que los ciudadanos consideran críptico el lenguaje judicial y propone sustituir los particularismos lingüísticos por términos del lenguaje común, siempre que sea posible. Las recomendaciones propuestas por la Comisión van más allá de la pura ortografía y pretenden crear un marco institucional para devolver la relevancia que el uso del lenguaje nunca debió de perder.

El informe se estructura en dos tipos principales de recomendaciones:

  • A los profesionales: recomendaciones básicas sobre la base de los errores gramaticales y de sintaxis más comunes.

  • A las instituciones: corresponde a las instituciones impulsar medidas que permitan acercar el lenguaje jurídico al ciudadano y poner al alcance de nuestros profesionales del derecho medios suficientes para la búsqueda de la excelencia en su expresión lingüística.

El CRIMEN de cada DÍA

Ricardo Jiménez:

Microcuento sorprendente

Originalmente publicado en Profesor LÍLEMUS:

Poco sé del escritor Carlos Alfaro, pero poco importa: un autor se presenta a través de sus escritos. Baste con recordar que es autor de novelas y que se ha dedicado con éxito al género del microrrelato.

minilibro-2El microrrelato es una de las extravagancias de la modernidad y ha tenido un desarrollo fenomenal en las últimas décadas, aunque hay precedentes muy ancianos. En este género el autor se propone contar una historia completa con una extensión sumamente reducida. Lo de la extensión, como suele suceder en los géneros narrativos, es impreciso: puede ir desde quince o veinte líneas hasta una sola. Y lo de que la historia sea completa es aún más impreciso, porque en el microrrelato todo es tan sucinto, que la parte reservada al lector es especialmente amplia y necesaria. Suele pensarse que un chiste se echa a perder si está mal contado, pero igualmente se malogra si es mal…

Ver original 719 palabras más

El menosprecio de la maternidad

Originalmente publicado en Filosofía para el siglo XXI:

imgres         Me ha deslumbrado la lectura del libro de Carolina del Olmo ¿Dónde está mi tribu? Maternidad y crianza en una sociedad individualista (Clave Intelectual, Madrid, 2013), que me recomendó Philip Muller hace unos días. Se trata de una filósofa madrileña que se lanza a pensar con valentía acerca de la maternidad a raíz del nacimiento de su primer hijo en el año 2009. En nuestro contexto cultural no es fácil reflexionar creativamente sobre un elemento tan central de la vida humana como es la maternidad. “Los aspectos de las cosas que nos son más importantes —escribió Wittgenstein en sus Investigaciones filosóficas (1953)— nos están ocultos por su simplicidad y familiaridad. (Uno es incapaz de advertir algo porque lo tiene siempre delante de sus ojos)”.

         El libro ¿Dónde está mi tribu? se ocupa esencialmente de la no fácil acogida de la 1291632371_0maternidad en nuestra sociedad…

Ver original 676 palabras más

Qué significa “epítome”.

Acabo de leer la palabra “epítome”. Comparto su doble significado:

1. m. Resumen o compendio de una obra extensa, que expone lo fundamental o más preciso de la materia tratada en ella.

2. m. Ret. Figura que consiste, después de dichas muchas palabras, en repetir las primeras para mayor claridad.


visits

  • 157,181 hits

categorías


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 545 seguidores