Posts Tagged 'saber escribir'

No lo sé explicar

“Lo sé, pero no sé cómo explicarlo”. O nos ha pasado o nos pasa. O lo hemos oído o lo oímos. Adela Cortina comenta este problema en un artículo publicado en El País. Propone una solución:

para cultivar esas capacidades es indispensable la formación que viene de la lectura habitual y atenta de buenos libros, viene de una escuela convencida de que se hace un flaco servicio a los alumnos cuando no se les ayuda a cuidar el lenguaje, a saber comprender, exponer, redactar, porque más libres serán de comunicar lo que piensan los que manejan el discurso con soltura.

Viento huracanado

No entiendo cómo la madre tierra no provocó un viento huracanado ante las poéticas (?) palabras del presidente español ZP. ¿Las recordáis? “…la tierra no es de nadie, salvo del viento“. Qué pedazo de poeta tenemos.

Me ha entusiasmado el artículo de la web vagonbar. Léela, hombre, léela.

Escribir para pensar

Es la idea principal que me ha sugerido la lectura de este libro. El autor, profesor de Filosofía, ha recopilado textos propios sobre temas de actualidad. El hilo que los une es el título del libro: una invitación a pensar. Tarea que no está de moda.

Y en esta casa nos ha gustado esa idea principal: para pensar mejor, escribir. Dice el autor: “Escribir, leer, volver a leer y volver a escribir: son los recursos del pensar”.

Y no estamos ante un libro aburrido. En absoluto.

Lenguaje y Derecho

 

escribir

¿Has leído recientemente una sentencia, un contrato o una ley? ¿Sorprendido por el lenguaje empleado? Estarás de acuerdo en que la claridad y el lenguaje jurídico son enemigos, al menos hasta la fecha.

En este blog lamentan que todavía no se hayan dado pasos para mejorar la claridad y la corrección del lenguaje de las leyes.

Y aquí, puedes leer un artículo interesantísimo sobre el lenguaje jurídico. El despacho de abogados (Uría), al que asesora el autor del artículo, y el despacho Garrigues están impulsando iniciativas para que sus empleados redacten mejor. Doy fe de esas iniciativas. Sean bienvenidas si los estudiantes de Derecho saben redactar correctamente al acabar su etapa universitaria.

 

implementar

La mayoría de la población no utiliza el “palabro” implementar; pero en los medios escritos y en el lenguaje político es frecuente.

Según el Diccionario de la Real Academia, implementar significa “poner en funcionamiento, aplicar métodos, medidas para llevar a cabo algo”.

¿Por qué hay que implementar soluciones desconocidas, cuando existen la expresión ponerlas en práctica u otros verbos adecuados?

Veamos algunos ejemplos.

En este texto, se podría haber escrito puestas en práctica o aplicadas

políticos españoles implementados

En este, lo mismo.

Dudan sobre el tiempo que llevará implementar el boleto electrónico

Y, por último, aquí se podría haber escrito el verbo aumentar

Científicos implementar

transporte, movilidad

La palabra movilidad significa: cualidad de movible.

Se dejó de usar la palabra transporte, pues sólo incluye los trayectos en vehículos motorizados, mientras que el término movilidad designa también los movimientos en bici o a pie.

Los ayuntamientos tienen concejales de movilidad y algunas comunidades autónomas españolas crearon una secretaría correspondiente (¡somos modernos!). El éxito le llegó al hacerse “sostenible”. Pero el pueblo no emplea el palabro. Para la mayoría, recupera la movilidad una persona que estuvo lisiada; y si es movilidad laboral, sigue siendo una palabra que amenaza con cambios de lugar inesperados.

Veamos algunos ejemplos del mal uso del palabro:

madrid movilidad

En este se escribe mal por confusión con la palabra escrita en catalán (“mobilitat”):

Mobilidad

quemar la basura

Nuestros gobernantes inauguran plantas de incineración de residuos como forma de tratar la basura, pero esta palabra no aparece sus discursos de inauguración. Es una palabra tabú. Los promotores de esas plantas utilizan la expresión eufemística “valorización energética”. ¿Qué pinta aquí esta expresión? La incineración de basura incorpora en su fase final el aprovechamiento del calor residual para producir electricidad. De ahí la expresión “valoración energética”, que es feísima, por cierto.

Antonio Cerrillo, en La Vanguardia (22/08/2009), apunta que “hablar de valorización y olvidarse de la incineración no es casual, sino deliberado. Es como si sus promotores escondieran una mala conciencia por recurrir a un procedimiento no muy popular si se tiene en cuenta que es preferible reciclar los materiales, antes que quemarlos para recuperar su valor calorífico.”

valorización energética Monti

valorización energética


visits

  • 122,257 hits

categorías


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 247 seguidores