Algunos consejos para escribir mejor…

Far de San Sebastià

Rescato unos divertidos consejos para redactar mejor:

Consejos de escritura

  1. Evitar los infinitivos.
  2. Nada de frases entrecortadas. Nunca. Jamás. Jamás de los jama­ses. Afectan al estilo.
  3. Evitar los subrayados siempre. Por si hay que repetirlo: siem-pre.
  4. No meter condicionales al final de las frases si la idea lo permite, si se puede.
  5. No usar paréntesis (con más razón paréntesis irrelevantes) de ninguna manera (porque no suelen aclarar) y revisar (a conciencia: y veces) para suprimirlos.
  6. Procurar tender a ser más o menos concreto, casi siempre, en buena parte de los textos, especialmente si el texto es de un carác­ter … Digamos que en los textos en general.
  7. ¿Se ha preguntado alguien si sirven las llamadas ‘preguntas retó­ricas’?
  8. Ir directo al grano y no usar frases hechas ni caer en el típico tópico.
  9. Recordar, como escribió Mark Twain o algún escritor del siglo XIX, que ‘el abuso de las citas denota ignorancia’.
  10. Las comparaciones son tan malas como las frases hechas.
  11. Pasar del lenguaje coloquial y en ese plan. Que le den. Super importante.
  12. Las metáforas chirrían más que una tiza que se arrastra indócil por la pizarra.
  13. Evitar signos ajenos al idioma & barbarismos & slang. ; -)
  14. Las exageraciones son un millón de veces más peligrosas que todos los demás defectos de redacción juntos, como nadie se atre­verá a poner en duda, por supuesto.
  15. Ser exhaustivos con los detalles y todo eso.
  16. Ser concisos y no divagar. La concisión constituye, por sí misma, un elemento de comunicación de primer orden, ya que facilita la comprensión de los diversos contenidos semánticos incorporados en el texto, los cuales, por su propia razón de ser y su naturaleza constitutiva, dan a entender aquello que el emisor del mensaje (al que llamaremos ‘A’) trata de comunicar al receptor del mensaje (al que llamaremos ‘B’). En el proceso de emisión de mensaje, empero, conviene no descartar que pueden producirse los denominados ruidos de transmisión, también designados según qué terminologías, manchas consistentes ora en circunstancias, ora accio­nes, ora omisiones y un largo, inacabable etcétera de muy distinta índole, por una interrupción, parcial o total, del habitualmente complejo proceso comunicativo que se pretende alcanzar entre ‘A’ y ‘B’ y que luego desemboca en la inversión de términos que necesita la retroalimentación, también designada feed-back, la cual, a su vez, en función de las claves interpretativas debería atender a

 

Nuestro tiempo, abril, 2007, p. 111.  Joseluís González

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




visits

  • 123,530 hits

categorías


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 255 seguidores

%d personas les gusta esto: